Abarca de Campos suena al discurrir del agua por el Canal de Castilla. A espigas de trigo mecidas por el viento. Pero sobre todo, desde hace 25 años, Abarca de Campos suena bien. Muy bien. Porque fue entonces cuando un grupo de entusiastas por la música (la buena, sea del estilo, influencia o tradición que sea) impulsó la creación del Festival Internacional de Música de Abarca de Campos. Gracias a su esfuerzo, hoy en día Abarca de Campos no solo ‘‘suena bien’’, sino sobre todo ‘‘le suena bien’’ a mucha gente de Palencia, pero también de otras provincias y países, que se desplazan a los conciertos que convoca la Asociación de Amigos de los Clásicos en la Fundación Chapelet durante todo el verano.

Se trata de un festival autogestionado y completamente independiente. «Lo afrontamos solo con recursos propios, sin subvenciones ni colaboraciones institucionales», comenta Álvaro Rubén García, quien hace las veces de director artístico, productor, intérprete o incluso administrativo de este ya magno festival, por la repercusión que tiene en la localidad y el vínculo que ha creado entre público y artistas. «Es una manera un poco diferente de actuar. Los festivales que cuentan con una buena inversión, pueden permitirse hacer ciertas cosas de una manera fácil. Aquí no hay nada de eso», advierte. Solo una motivación para los artistas de primera línea que participan en el FIMAC: el más puro amor por la música, que profesa el público de una manera sincera. Siempre dispuestos a escuchar, dejarse sorprender y aprender más sobre las obras e instrumentos que viven en directo. «Lo que más reconforta que la gente sale entusiasmada y emocionada de los conciertos. Eso te motiva a seguir haciendo cosas».

Lo dice un profesor de Conservatorio e intérprete que llegó a la organización de ciclos musicales de manera accidental. «Perdí la cartera y la recuperaron en la Asociación ACUP. Al ver que tenía el carnet del conservatorio, me propusieron organizar unos conciertos… Y así empezó todo», recuerda con cariño. Desde entonces, Álvaro Rubén García y sus compañeros de ‘Amigos de los Clásicos’ se han afanado no solo por organizar recitales de cámara con un amplio repertorio, sino también por dar la oportunidad de tocar en directo a músicos emergentes de nuestra tierra. «A veces son sus primeros conciertos fuera de los conservatorios y esas oportunidades la recuerdan con cariño toda la vida», subraya. Pero también sirven de punto de encuentro para tantos músicos palentinos que están trabajando fuera de su provincia, a los cuales a menudo olvidan los ciclos de las instituciones.

Programación

Las bodas de plata del FIMAC continúan este mes de agosto con una reconocidísima violonchelista, compositora y directora de orquesta vinculada con Palencia, por haber estudiado algunos cursos en su Conservatorio Profesional. Georgina Sánchez, actualmente profesora del Superior de Badajoz, actúa el 6 de agosto, para dar paso el día 12 al concierto de clavicordio a cargo de Carlos Orejas, un instrumento que todavía no había pasado por los conciertos de la Fundación Chapelet. El 13 de agosto se rendirá homenaje al compositor Manuel Vasco Pereira, quien regala al FIMAC un arreglo del himno de Abarca de Campos. Correrá a cargo de diversos intérpretes vinculados a la Asociación Amigos de los Clásicos, como la soprano Ana Clara Vera, el violonchelista Alfonso de Pando, Paola Fuentes y Álvaro Rubén García al piano, o Mariana Fernández a la flauta. El 18 de agosto está programado el concierto de Matthias Müller, armonio, Cristel de Meulder, soprano, Pedro Cuadrado, tenor y Rodrigo Jarabo, vihuela; para terminar el mes el día 19 de agosto con la formación palentina Amalgama, y la soprano Elena Herrero como invitada especial. Se reanudará en septiembre con una programación que promete terminar por todo lo alto: con un Día de la Música en Abarca y la participación de uno de los cuartetos de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Todos los conciertos son a las 20:00 h.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí