El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado hoy un paquete de subvenciones, por valor de 540.000 euros, destinadas a las nueve diputaciones provinciales, con el fin de financiar los costes laborales de la contratación de 27 agentes de impulso rural.

Las subvenciones concedidas permitirán a cada una de las entidades provinciales financiar los costes laborales derivados de la contratación de TRES agentes de impulso rural durante un año. Estos agentes deberán desarrollar iniciativas que contribuyan al desarrollo local, potenciando la explotación y el aprovechamiento de recursos diferenciadores del entorno, entre ellos, recursos forestales, artesanales, turísticos o culturales. Además, estos profesionales deberán promover, mediante la prospección empresarial, la generación de actividad y empleo.

Cada una de las diputaciones provinciales de Castilla y León recibirá una subvención de 60.000, equivalente a 20.000 euros por cada contrato de trabajo a jornada completa que suscriba para este fin durante un año, explica la Junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El Gobierno regional señala que podrán ser contratadas para desarrollar esta labor personas que se encuentren inscritas en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, preferentemente pertenecientes a colectivos prioritarios, que cuenten con una licenciatura o grado en Ciencias Económicas y Empresariales, Derecho, Administración y Dirección de Empresas, Turismo, Comunicación o Ciencias Ambientales, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí