Visita a las obras que se están ejecutando en la zona de la muralla norte de Aguilar de Campoo.

El Consistorio Aguilarense ejecuta ahora una segunda fase de su rehabilitación en esta zona, a la espera de una gran actuación pendiente aún de contratar

El Ayuntamiento de Aguilar de Campoo continúa con las labores de rehabilitación de la muralla de la localidad. Estas obras, financiadas con fondos propios, se enmarcan dentro del Plan de Rehabilitación de la Muralla, que el Consistorio viene impulsando desde 2021

En estos momentos los trabajos se centran en la muralla norte y, con un presupuesto de 27.002,40 euros, están siendo ejecutados por Archivolta empresa especializada en trabajos de rehabilitación y conservación del patrimonio y la arquitectura monumental. Obras que han sido recientemente visitadas por el teniente de alcalde de la localidad Carlos Sierra, y por el concejal de Urbanismo Jesús Sevilla.

Este proyecto de rehabilitación es solo una parte, ya que el más grande, que es de 380.000 euros, está pendiente de contratación, y será ejecutado a través de una subvención de la Junta de Castilla y León. Previamente, se ha intervenido en la muralla oeste por un importe de 11.956,68 euros, y sur, con un presupuesto de 21.442,52.

Según los informes técnicos, “el estado de conservación del tramo norte de la muralla es bastante bueno y las actuaciones necesarias se limitan a la eliminación de la vegetación existente en el intradós de la misma y de parcheos de mortero inadecuados, la limpieza superficial de las juntas y la consolidación de algunas zonas de la mampostería, incluyendo la coronación”.

La muralla

Desde el Ayuntamiento de Aguilar de Campoo explican que “el tramo norte es uno de los mejor conservados de la antigua muralla, con un trazado bastante lineal. No posee coronamiento almenado y quizás nunca lo llegó a tener. Aunque cabe pensar que ya a principios del siglo XIII se levantan las primeras murallas, cuando Aguilar comienza a extenderse por el llano inmediato al Pisuerga y se construye la iglesia de San Miguel, o en todo caso cuando Alfonso X otorga el fuero real a la villa, en 1255. Los restos que hoy contemplamos no presentan los suficientes argumentos cronológicos para pensar en aquella fecha. Muy bien pueden ser producto de las reformas que se operaron en toda la cerca durante el siglo XIV”.

Por todo ello, las obras contarán con un seguimiento arqueológico in-situ, que consistirán en la toma de datos para la comprobación de las fichas de unidades estratigráficas y fichas de elementos arqueológicos, con la finalidad de determinar la evolución de las diferentes estructuras constructivas y las modificaciones sufridas, con una cronología de las mismas.

La rehabilitación finalizará con la limpieza de juntas, repicado y rejuntado de fábricas con mortero de cal de restauración, y consolidación superficial de la mampostería. Tanto el Castillo de Aguilar como su muralla, incluyendo sus puertas, están catalogados como Bienes de Interés Cultural y sometidos a su protección específica.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí