Autopsia practicas
-Publicidad-

Universidad de Valladolid y el Ministerio de Justicia firman un convenio para que los estudiantes de la UVA puedan hacer prácticas en el Instituto de Medicina Legal de Palencia

Con vivos o con muertos. Los médicos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, tratan con ambos. Pero como en todo oficio, no se nace aprendido y el mejor  trato a los que aún están en este mundo, la valoración de sus heridas por un lado (medicina legal), o la mayor diligencia a la hora de conocer las causas de los decesos (ciencias forenses), tienen sus trucos, sus formación, que se adquiere no solo en las aulas sino tocando piel.

Es por ello que el Ministerio de Justicia y la Universidad de Valladolid acaban de suscribir un convenio de colaboración para que los alumnos de la segunda puedan realizar prácticas externas formativas en varias sedes de los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Castilla y León, entre los que se encuentra el de Palencia.

Las prácticas deberán estar vinculadas a materias relacionadas con la actividad de los profesionales de las ciencias forenses, aclara el convenio. Estos institutos, según su orden de creación tienen la función de “la práctica de pruebas periciales médicas, tanto tanatológicas, como clínicas y de laboratorio”, así como “la realización de actividades de docencia e investigación relacionadas con la medicina forense”.

Plazas sin definir

En el convenio recién firmado no se especifica cuántas plazas estarán disponibles para la realización de prácticas en el Instituto de Medicina Legal de Palencia, eso se determinará llegado el momento y viendo las oportunidades y necesidades de este servicio.

Lo que sí queda claro es que los alumnos no tendrán acceso a todos los procedimientos que se tomen en el Instituto de Medicina Legal de Palencia.  “El acceso del alumnado a las actuaciones judiciales, se producirá en la medida que lo permita la situación del procedimiento, su declaración o no de secreto y quedando salvaguardado el deber de reserva o sigilo y preservada, en todo caso, la identidad de los implicados o partes”.

De hecho, una condición para los alumnos que participan en este convenio de prácticas es que tienen el “deber de secreto y confidencialidad en materia de medios, procesos o de aquellas actuaciones judiciales o administrativas de las que pudieran tener conocimiento por razón de las prácticas externas realizadas durante su estancia en el juzgado o tribunal donde se realicen, inclusive una vez finalizadas éstas”.

Sin vinculación laboral

De forma paralela el Ministerio de Justicia deja claro que “en ningún caso se entenderá que entre las partes se establecen relaciones contractuales de clase mercantil, civil o laboral (…). Como consecuencia de ello el Ministerio de Justicia no está obligado a devengar contraprestación económica alguna”. Del mismo modo, “la realización de las prácticas no se considerará mérito alguno para el acceso a la función pública ni podrá computarse a efectos de antigüedad o de reconocimiento de servicios previos en el conjunto de las Administraciones Públicas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí