Hospital Río Carrión Palencia
-Publicidad-

La empresa adjudicataria tiene dos meses en los que deberá adecuar todo el documento, eliminando lo que ya está hecho y incorporando los nuevos requerimientos

La Junta de Castilla y León ha dado un pasito, pequeño pero necesario, para que los obreros vuelvan al Hospital Río Carrión de Palencia. A su futuro edificio técnico, más concretamente.

La Gerencia Regional de Salud acaba de adjudicar, o mejor dicho, readjudicar y modificar el contrato que tenía con la UTE AIDHOS-TCU-Palencia.  Esta fue la firma que en su día redactó el proyecto constructivo y que también tenía encargada la dirección facultativa durante las obras (40 meses) hasta que éstas se paralizaron a petición de la UTE constructora formada por Ferrovial Agroman y Peache

El contrato que ahora le ha adjudicado la Junta, por casi 35.000 euros, iva incluido, conlleva modificar el texto sobre el que se comenzó a trabajar y que dio pie solo a una parte del mismo y como único resultado la construcción del nuevo aparcamiento, sin levantar un solo ladrillo del edificio técnico que se ubicaría en el antiguo aparcamiento.

Continuación de las obras

Dado que la Gerencia declaró en enero de 2022 la continuación de las obras de ejecución del bloque técnico del Hospital “Río Carrión” de Palencia, y declaró la urgencia del expediente de contratación para finalizar la construcción del bloque técnico del Hospital “Río Carrión” de Palencia, se hace necesario que se elabore un nuevo proyecto o una modificación del original.

Se entiende desde la Gerencia que no es necesario realizarlo de nuevo sino que solo habría que cambiar algunas partes para poder sacar a licitación las obras. Así por ejemplo, se le pide a la UTE AIDHOS-TCU-Palencia que elimine del proyecto lo que ya se ejecutó desde 2017, cuando se contrató hasta 2020, cuando se resolvió el contrato. No es mucho, pero se refiere al aparcamiento y la nave almacén, junto con las obras de demolición y retirada de residuos de la parcela del hospital.

Luego otra de las partes que tendrá que redactar de nuevo la UTE que proporciona los servicios arquitectura será la de adecuar las disposiciones constructivas el avance normativo producido desde 2015, año de la redacción del proyecto. “Es ineludible y afecta a varios ámbitos del mismo, en especial a la eficiencia energética de la instalación de climatización y a la protección al fuego del cableado previsto. Los cambios normativos afectan a las instalaciones de climatización, electricidad, comunicaciones y ascensores”, explica la Gerencia.

Revisión de precios

La tercera parte que debe modificar no es cuestión baladí, en especialmente en le contexto actual de evolución de los costes. Porque la UTE AIDHOS-TCU-Palencia tiene que realizar la actualización de precios. “Dado el tiempo transcurrido (siete años) desde la redacción del proyecto y las actuales circunstancias coyunturales del sector de la construcción que han elevado el coste de los materiales de forma significativa.

No hay que olvidar que obras, con mucho menos tiempo entre la redacción del proyecto y la adjudicación han quedado desiertas o han sufrido renuncias por la imposibilidad de las empresas de ejecutarlas al precio tasado por la Administración (en todos los ámbitos) o prometido por las propias firmas.

Del resultado de esos tres cambios saldrá el proyecto que se sacará a licitación para continuar con la construcción del bloque técnico del Hospital de Palencia. Para ello, la firma de arquitectura no tiene mucho tiempo. Apenas dos meses para entregar este nuevo documento.

Lo cierto es que se trata de una empresa que no es ajena al proyecto y que también se vio afectada por la renuncia de la constructora, puesto que esta UTE era la que tenía que llevar el control de las obras durante los 40 meses en los que se estimaban y por lo que la Junta le debía pagar casi 800.000 euros (iva Incluido). Tiempo que revalidará, descontando el tiempo en que ya fiscalizó lo que hizo la anterior constructora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí