Manifestación en Venta de Baños contra el cierre de SIRO - Manuel Brágimo (ICAL)
-Publicidad-

Gonzalo Díez considera una “ocurrencia” de Carriedo apuntar ahora a Anclaje y Sandra Vega recuerda a Mañueco que ya llevaban siete meses negociando el plan de viabilidad

Los sindicatos CCOO y UGT en Castilla y León creen que la Junta “llega tarde” en su intervención para salvar las industrias de Siro en la Comunidad y exigieron que se ponga a remar de la mano con el Gobierno, los sindicatos y la empresa para lograr la viabilidad de una compañía con raíces en los rural, cuyo cierre impactaría de lleno en la España vaciada.

El secretario autonómico de la Federación de Industria de CCOO en la Comunidad, Gonzalo Díez, y la secretaria de Acción Sindical de UGT-FICA Castilla y León, Sandra Vega, asumieron con sorpresa que el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, afirmase hoy que la Fundación Anclaje está “en plena disposición” de intervenir en el conflicto de Siro entre empresa y trabajadores “si cada uno de los patronos estima oportuna su convocatoria”.

Gonzalo Díez, recordó a Carriedo, que la Junta también es patrono de la Fundación Anclaje, y ya “llega tarde” en la crisis de Siro y pretende tapar su inacción con una “ocurrencia”. Díez Piñeles constató que Anclaje ha sido una herramienta “muy utilizada” frente a las crisis empresariales pero “desde hace tiempo está bastante marginado” dentro de la composición del propio Gobierno regional, con un parte que “se quiere cargar la autonomía y el Diálogo Social”.

Anclaje, desaparecida

El dirigente sindical puso de relieve que Anclaje ha estado “desaparecida” porque en la Junta, hay una Consejería de Industria que “no existe o no está” y parece que ahora “Economía quiere hacerse cargo” del problema y sólo tiene la ocurrencia de hablar ahora de Anclaje y de anunciar que el presidente de la Junta se reunirá el miércoles con los responsables de los comités de empresa y con los alcaldes de los municipios afectados.

En este sentido, Díez Piñeles sentenció que le parece una “ocurrencia, que salga hoy Carriedo proponiendo Anclaje” y apuntó a la celebración del Pleno de las Cortes mañana, con varias preguntas al respecto, y una concentración de los trabajadores a sus puertas, a igual que la reunión del presidente al día siguiente, que no solventará nada.

Así, expuso que siempre se ha trabajado “a cuatro bandas” en las crisis empresariales, con la participación del Gobierno, la Junta, los sindicatos y la empresa. “Deberían estar todas las partes, tenemos una tradición del Diálogo Social en resolver conflictos, pero como en los últimos meses, el Gobierno regional no ha creído en la concertación, hoy estamos así, casi sin tiempo”, lamentó.

Trabajar de la mano.

Gonzalo Díez insistió en que la Junta debería trabajar de la mano con el Gobierno para crear garantías y confianza en los inversores, “sean de donde sean”, e insistió en que es curioso que el presidente reaccione solo cuando se convocan una movilización ante el Parlamento regional, “para tratar de paliar la falta de atención ante el conflicto generado en esta empresa tan arraigada en el mundo rural, con una plantilla de muchas mujeres”. “Debería haber dedicado mucha más atención”, dijo, para repetir que se debe trabajar con todas las partes, y no se hace porque “no hay interés en apostar por el Diálogo Social”.

“Hay una parte del Gobierno regional que se quiere cargar todo lo que se ha ido construyendo y que ha servido para resolver muchas crisis empresariales y que empresas se instalasen aquí”, comentó, para denunciar que “la acción de gobierno para resolver los problemas de los ciudadanos está absolutamente paralizada” y cada día se asiste en la Comunidad “espectáculos bochornosos”, el último con la dimisión del gerente del ECyL.

Siete meses negociando

Por su parte, Sandra Vega indicó hoy que no entiende que Fernández Carriedo, quiera llevar a la Fundación Anclaje el problema de Siro ahora, cuando llevan siete meses negociando el plan de competitividad para la compañía.

Vega criticó la inacción de la Junta y de su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, al que los delegados de los sindicatos en Siro ya solicitaron una reunión hace meses por escrito, y es ahora cuando se va a producir, tras paralizar el grupo la producción el pasado viernes en sus cuatro centros en la Comunidad.

La responsable sindical también lamentó que ni UGT ni CCOO han sido invitados al encuentro del miércoles al que Mañueco ha convocado a presidentes de los comités de empresa y a los alcaldes de los municipios afectados, cuando han sido los que han negociados el plan de competitividad.

Remar para salvar las fábricas.

En este sentido, aseguró que le consta que el Ministerio de Industria trabaja “desde hace meses con los bancos y el posible inversor” para reflotar Siro y lamentó que ahora la Junta, que “llega tarde”, empiece a “tirase los trastos” con el Gobierno, cuando “debería remar todos en la misma dirección para salvar las fábricas”.

“Estamos contra reloj, es cuestión de días, o se revierte la situación o estas zonas rurales sufrirán un importante atraso en cuestión de empleo. Si realmente se preocupan por la España rural, la España vaciada deben demostrarlo ahora. No se puede permitir el cierre”, dijo.

Petición voluntaria para CEOE

Por su parte, el secretario de CEOE Castilla y León, David Esteban, destacó hoy que desde la patronal entienden que debe ser la empresa Siro quien solicite una reunión de la Fundación Anclaje, para conocer qué puede poner la Junta sobre la mesa para tratar de solucionar su crisis.

Estaban incidió en que si la empresa no quiere solicitarlo no suelen tomar esa iniciativa, y expuso además que “respetando la voluntad” de Siro, cualquier patrono, Junta, sindicatos y patronal puede solicitar la reunión.

El ejecutivo repitió que Siro puede pedir ese encuentro de forma voluntaria, lo que está establecido en el protocolo de empresas en crisis de la Fundación Anclaje, que está publicado y cualquiera puede consultar.

Acuerdo de futuro

Con todo, Carlos Fernández Carriedo destacó que “lo básico y lo fundamental” es que en este momento se pueda disponer de un acuerdo de competitividad, tras recordar “el trabajo y las dificultades” que están “planteadas encima de la mesa”.

Fernández Carriedo animó a la dirección y al comité de empresa para que “alcancen un acuerdo que permita asegurar el futuro de Siro” y que “permita a los posibles inversores llevar a cabo esa inversión”. “Si esto se consiguiera podríamos plantearnos la persistencia de Siro y su posible y su crecimiento en el futuro”.

Todas las noticias sobre el cierre de SIRO

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí