El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y el de Interior invertirán 58,6 millones de euros en Castilla y León para situar a Policía Nacional y Guardia Civil a la vanguardia de la sostenibilidad y la eficiencia energética a través de intervenciones previstas en 59 instalaciones repartidas por toda la Comunidad Autónoma, entre las que se encuentran puestos, cuarteles, acuartelamientos, comandancias, comisarías y centros penitenciarios.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, acompañada por el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, y el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil en Soria, Andrés Velarde, han anunciado este martes las intervenciones.

Barcones ha apuntado que ambos ministerios han acordado esta semana una inversión global de 396 millones de euros, de los que esta Comunidad Autónoma recibirá casi el 15 por ciento, “con el objetivo de poner en marcha actuaciones específicas en cada comunidad autónoma, así como iniciativas compartidas entre varias de ellas, con una dotación de 187 millones de euros”.

El acuerdo interministerial para el desarrollo de las actuaciones conjuntas del Plan de Transición Energética en la Administración General del Estado (AGE) busca reducir la demanda energética y la dependencia de combustibles fósiles de las infraestructuras y edificios asignados a Interior.

Asimismo, busca fomentar en ellos el consumo de renovables y el autoconsumo; y facilitar la transición a una movilidad de cero emisiones en las flotas de vehículos policiales.

ÁMBITO RURAL

La delegada del Gobierno ha destacado que la mayor parte de las actuaciones contempladas se concentran en pequeños municipios y áreas rurales, “donde se llevarán a cabo la rehabilitación de instalaciones con criterios de eficiencia y se contribuirá a una movilidad verde en las zonas con urgencias demográficas”.

Virginia Barcones ha incidido en que los proyectos diseñados permitirán conciliar el impulso a la sostenibilidad y el ahorro energético en el ámbito público “con la vertiente de reto demográfico”.

“Rehabilitar instalaciones con criterios de máxima eficiencia y facilitar una movilidad verde en pequeños municipios y áreas rurales, donde se concentra la mayor parte de las actuaciones, expresa bien el compromiso de este Gobierno de hacer de la transición energética una oportunidad para las personas y una apuesta de desarrollo justo para todos los territorios”, ha manifestado.

La medida acercará las tecnologías verdes al ámbito rural, donde se ubican la mayor parte de los cuarteles que recibirán las inversiones, y mejorará las capacidades del Instituto Armado para ofrecer servicio a la ciudadanía en las zonas más despobladas del país.

En toda España se verán beneficiados 60 municipios de menos de 5.000 habitantes y el 80 por ciento de las actuaciones se realizan en municipios de menos de 100.000.

PLAN DE RECUPERACIÓN

En línea con los mandatos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia a través del que se articulan estas inversiones, todas las actuaciones deberán estar finalizadas antes del 31 de diciembre de 2023.

El acuerdo suscrito con el Ministerio de Interior forma parte de un paquete global de 1.070 millones de euros que tiene como objetivo modernizar las administraciones públicas en el ámbito de la transición ecológica, en coherencia con el Pacto Verde Europeo y la Directiva de la Eficiencia Energética.

DOS NIVELES DE PRIORIDAD

El acuerdo establece un total de 249 actuaciones en 188 municipios de toda España divididos en tres áreas: edificios, infraestructuras y movilidad.

En Castilla y León se prevén actuaciones en un total de 59 instalaciones asignadas al Ministerio del Interior, 41 de ellas con ‘Prioridad Nivel 1’ repartidas por toda la Comunidad Autónoma en los que se realizarán intervenciones por valor de casi 39 millones de euros, y otras 18 marcadas con ‘Prioridad Nivel 2’ por otros casi 20 millones.

Por la cantidad inversora, destacan los 3,3 millones del cuartel de Puebla de Sanabria, en Zamora; los 3 millones del acuartelamiento de Ponferrada; los 2,5 millones del acuartelamiento de Fuentes de Oñoro, en Salamanca; los 2,3 millones de la Comandancia de Burgos, o los 2 millones del cuartel de Miranda de Ebro.

Entre las iniciativas para la rehabilitación de edificios, destaca la renovación energética de una superficie total de 486.692 metros cuadrados a nivel nacional, mientras que en materia de infraestructuras se prevéì una reducción del 30 por ciento del consumo energético de las instalaciones de la Dirección General de la Guardia Civil, Dirección General de la Policía e Instituciones Penitenciarias.

En cuanto a la movilidad, el acuerdo contempla la adquisición de 5.882 vehículos nuevos ‘Cero Emisiones’ y la instalación de 3.336 puntos de recarga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí