Igual que con los humanos, la correcta alimentación también es vital para mantener la salud de nuestros animales y mascotas. Si nos centramos en la alimentación de los perros, ¿cómo debe ser ésta?

A la hora de elegir una correcta alimentación para nuestras mascotas debemos fijarnos en la etapa en que está nuestro animal y en si presenta alguna patología que requiera una alimentación concreta. No tiene las mismas necesidades alimenticias un cachorro que un animal mayor, por lo que la elección va a ser distinta. Lo ideal es siempre dar a nuestra mascota alimentación de alta gama si nos lo podemos permitir, ya que muchas de las patologías que pueden desarrollar a lo largo de su vida, están influenciadas por la alimentación que se les proporciona.

En el mercado existe una gran gama de alimentación para perros. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir la más recomendada para nuestro peludo?

Debemos fijarnos en la composición de la alimentación que elijamos. Debemos ver que el primer componente que lleva es el tipo de carne, debe especificar cantidad del animal del que se trate y el porcentaje de dicho animal en fresco y deshidratado, ya que, si solo pone en porcentaje en fresco, si quitamos el agua, ese porcentaje va a disminuir mucho, pasando a no ser el principal ingrediente. Siempre fijarnos en que se nos informe del tipo de animal, no que lleve harinas y/o carnes y derivados. Lo siguiente que debemos leer son las fuentes de carbohidratos siendo de mejor a peor calidad la batata, patata, arroz, maíz, avena, trigo. Debemos comprobar el tipo de conservantes que lleva y también comparar la cantidad de carne que lleva con el porcentaje de proteínas ya que, si no son parejos, algo está mal en dicho etiquetado.

De manera industrial podemos encontrar piensos secos y comida húmeda o enlatada. ¿Es recomendable ofrecer a nuestra mascota de ambas para alimentarlo?

El aspecto decisivo para elegir la dieta de nuestra mascota no es la forma, sino el contenido. Tanto la comida húmeda como el pienso pueden aportar todos los nutrientes, vitaminas y minerales importantes, siempre y cuando los ingredientes sean de calidad y la composición correcta. Los dos tipos de alimento tienen sus ventajas y sus inconvenientes, por lo que, la elección es cuestión de opciones personales y necesidades. Matizar que, por ejemplo, en el caso de alimentación felina la mezcla de ambos formatos es bastante adecuada.

Además de la calidad de la alimentación que elijamos también es muy importante tener en cuenta la cantidad que se le suministra, así como el número de tomas…

Es muy importante la calidad de la comida que les demos a nuestras mascotas, ya que su salud se verá afectada si los alimentos son de mala cantidad. Si alimentamos a nuestros peludos con piensos y/o latas, vienen tablas en las que nos dicen la cantidad exacta de comida que les tenemos que dar en 24 horas, y esa cantidad se divide en el número de tomas que les demos. A los cachorros yo prefiero dividirlo en unas tres tomas y en los adultos muchas veces nos la marca nuestro propio perro, ya que hay muchos que solo comen una vez al día y no admiten aumentar más tomas. En concreto no soy muy partidaria de solo alimentar una vez al día ya que los volúmenes que ingieren en esa única toma son muy grandes y, en concreto, en razas grandes aumenta más el riesgo de padecer dilatación-torsión de estómago.

Y esa costumbre que muchos dueños tienen de dar a sus perros las sobras de las comidas… ¿es sano para el animal?

A pesar de los importantes avances que se han hecho en la formulación de los alimentos de los animales de compañía, aún hay propietarios que prefieren la dieta casera para sus mascotas, ya sea por precio, por vinculación hacia su animal, etc. Es muy difícil balancear una dieta casera con todos los nutrientes y necesidades energéticas que necesitan nuestros amigos, así que, si no somos especialistas o no tenemos los conocimientos adecuados en nutrición animal, podemos provocar deficiencias alimenticias que a la larga conllevaran problemas de salud. También decir que las sobras de nuestras comidas, suelen estar demasiado condimentadas, lo que tampoco beneficia a nuestros peludos.

¿Cuáles son los alimentos que debemos evitar que ingiera nuestro perro?

Hay muchos tipos de alimentos que si son ingeridos en determinadas cantidades pueden llegar a ser nocivos como: ajo y cebolla: provocan anomalías a nivel sanguíneo causando anemias graves; chocolate: alteraciones a nivel del sistema nervioso y cardíaco; nueces: alteraciones nerviosas y musculares; uvas y pasas: daño a nivel renal; leche: problemas gastrointestinales; café; aguacate y bebidas alcohólicas.

Esta clínica de animales, ubicada en la calle Villacasares, 2 (tlf: 979 16 21 35) ofrece servicio de medicina interna, radiografía, ecografía, laboratorio, cirugía, hospitalización, vacunación, identificación por microchip…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí