La ministra de Sanidad, Carolina Darias, se ha marcado final de año como objetivo para tener aprobado el actual borrador de la Estrategia de Salud Mental 2021-2026 y, para ello, ha invitado a todas las sociedades científicas, expertos y CCAA a trabajar para conseguirlo cuanto antes.

«Sería una meta adecuada y ojalá cuanto antes», y con ese objetivo llama al consenso de todas las instituciones, ya que esta Estrategia «lo requiere más que nadie». «La estrategia es una herramienta en construcción que hay que terminar de construirla con las aportaciones de todos», ha añadido.

«Tenemos una estrategia salud mental que no se actualiza desde el año 2009, ha corrido mucho tiempo y el acuerdo no ha sido posible. La primera determinación de este Gobierno y de la Administración es que tenemos que actualizar la Estrategia de salud mental. Tenemos que ponernos en marcha. Estamos en marcha sin pausa», ha señalado en el Foro ‘Dar voz al silencio’, organizado por el periódico ‘El País’ con motivo de la celebración, este viernes, del Día Internacional de la Prevención del Suicidio.

«Hay días en el calendario que ya no quisiera que existiera y este es uno de ellos porque significaría que no existe la causa por la que se convoca», se ha lamentado.

Así, ha narrado que su objetivo es que en ella se den las herramientas para que los «pacientes sean protagonistas de su recuperación»; la prevención, la detección y la atención del suicidio sean puntos importantes dentro del borrador; busque ampliar las capacidades de los profesionales sanitarios para que puedan detectarlo antes y prevenirlo; y se den iniciativas que ayuden a gestionar la ausencia para los familiares, además de ayuda al familiar y al entorno que rodea la persona con problema de salud mental.

La ministra, que se ha alegrado de que el tabú que existe al rededor del suicidio este desapareciendo, ve «imprescindible» dedicar tiempo a ser capaces de «romper la espiral del silencio» visibilizar la problemática». En España, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2019, un total de 3.671 personas fallecieron por suicidio, ha recordado la ministra.

«Darle más dimensión humana a las cosas nos vendría muy bien», ha señalado la responsable de Sanidad, quien ha apostado por dar herramientas a los jóvenes para que sean más resilentes; un Sistema Nacional de Salud con mayores capacidades asistenciales, su preventivas y mayor capacidad de desarrollo profesional; «pero especialmente la capacidad de resiliencia es uno de los grandes retos que tenemos por delante», ha concluido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí