30/11/2020 Imagen de la osa abatida este domingo de un disparo en Fuentes Carrionas. CASTILLA Y LEÓN ESPAÑA EUROPA PALENCIA SOCIEDAD GUARDIA CIVIL DE PALENCIA.

Los procuradores socialistas por Palencia preparan una Proposición no de Ley que recoja una mayor protección del oso pardo con el fin de evitar situaciones como la de la muerte de un ejemplar en Fuentes Carrionas

El procurador socialista por Palencia, Rubén Illera, ha reclamado a la Junta de Castilla y León un mayor control de las cacerías autorizadas por parte de la administración autonómica, especialmente cuando se puedan poner en peligro especies protegidas como ocurrió con la muerte de una osa en la Reserva de Caza de Fuentes Carrionas.

A juicio del parlamentario del PSOE las respuestas ofrecidas desde la propia Junta en la comparecencia del director general de Patrimonio Natural evidencian una clara falta de control por parte de la Consejería y una manifiesta intención de inmiscuirse de su propia responsabilidad administrativa.

Desde el PSOE se había demandado información referente a las circunstancias en que tuvo lugar la cacería del pasado 29 de Noviembre. De hecho, existen innumerables dudas sobre su idoneidad ya que, al parecer, dos días antes de la batida, el coordinador de la patrulla oso de la Fundación Patrimonio Natural informó de la presencia de una osa con una cría, además de otros ejemplares de oso pardo muy próximos al lugar a cazar, información que no fue tenida en cuenta en el Servicio Territorial de Medio Ambiente, celebrándose finalmente la cacería.

En este sentido, Illera incidía en la necesidad de conocer de forma oficial si existió en fechas anteriores algún avistamiento o información de encontrarse algún oso en la zona y, por ello, si se realizaron rastreos previos a la celebración de la cacería.

Al darse por hecho que la osa abatida se encontraba criando un osezno, desde el PSOE se preguntaba por las labores de búsqueda que se han realizado después de la muerte de la madre y los recursos que se han puesto a disposición para encontrar el osezno que se encontraba con ella.

La comparecencia del director general se produjo tras no haberse tramitado las preguntas de los procuradores socialistas, convirtiéndose así en la obligación de ofrecer una respuesta oral en la Comisión por no cumplir con el reglamento de la Cámara.

A juicio de Rubén Illera, la Junta de Castilla y León protagoniza una vez más una evidente dejación de funciones que provoca que numerosos temas de la administración queden sin ser despachados. Esta política se traslada también a las cuestiones medioambientales donde la desgraciada muerte de la plantígrada deja a las claras su desidia y nulo interés por la defensa del oso pardo.

Con la intención de evitar situaciones como la generada en este paraje palentino, los procuradores socialistas por Palencia están trabajando en la elaboración de una Proposición no de Ley que recoja una mayor protección de esta especie y que permita actualizar el vigente Plan de Recuperación del Oso Pardo que a día de hoy se encuentra totalmente obsoleto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí