Dos horas y cuarto, yendo con cuidado, es el tiempo que se tarda desde la capital palentina hasta la estación de Esquí y Montaña de San Isidro, en León

Dos horas y cuarto, yendo con cuidado, es el tiempo que se tarda desde la capital palentina hasta la estación de Esquí y Montaña de San Isidro, en León. Un lugar idóneo para pasar un día de vacaciones navideñas o domingo de enero en familia, disfrutando de una jornada de esquí.

La estación de San Isidro se encuentra ubicada en plena cordillera Cantábrica, dentro del Parque Regional de Picos de Europa, y fue la primera que se creó en la Comunidad Autónoma de Castilla y León en el año 1994. El incalculable valor ecológico de esta zona, que conocemos bien en la parte de la Montaña Palentina, es uno de los principales reclamos para visitarla. Sus instalaciones se extienden en un área ubicada a una altitud de entre 1.500 y 2.100 metros, entre los términos municipales de Puebla de Lillo y Valdelugueros.

Dispone de un total de 34 kilómetros esquiables, distribuidas en  cuatro sectores bien comunicados entre sí: Requejines, Riopinos, Cebolledo y Salencias-La Raya. A cierre de esta edición, permanecían abiertos un total de 28,7 kilómetros, con nieve polvo-dura y espesores de entre 60 y 190 centímetros.

En total, hay disponibles seis pistas verdes (0,7 km de longitud), 8 azules (9,05 km), 13 rojas (13,111 km) y 4 negras (4,54 km), todas ellas para la práctica de esquí alpino. A ellas se suman 3,1 kilómetros de pistas especiales: dos para esquí de fondo y un snowpark –no disponible a cierre de esta edición-. Podemos movernos de una pista a otra a través de cuatro remontes de telesilla, siete telesquíes y cuatro cintas transportadoras.

Entre los servicios que ofrece la Estación de Esquí y Montaña destacan las escuelas de esquí, el alquiler de material, tiendas, hoteles y restaurantes y servicios sanitarios y de vigilancia, y en un radio cercano encontramos recursos comerciales y turísticos como el Museo de la Fauna, el Centro de Interpretación de la Naturaleza, la Cueva de Valporquero, el Museo de la Minería y Siderurgia de Castilla y León o numerosas rutas señalizadas.

«La peculiaridad orográfica y el increíble valor cinegético de la zona ofrecen la posibilidad de desarrollar numerosas actividades al aire libre durante todo el año, desde tranquilos paseos a rutas más especializadas de senderismo, montañismo, escalada, rutas a caballo o bicicleta, actividades náuticas en el embalse del Porma y multitud de visitas culturales por las diferentes localidades y valles de la zona», indican desde la Diputación de León, titular de la instalación.

La adquisición de fortfaits puede realizarse desde la página web nieveleonsanisidro.com, donde además están disponibles los abonos anuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí