Policía Local Palencia
Imagen de un control aleatorio de una patrulla de Policía Local de Palencia. / ICAL

La Policía Local de Palencia denuncia a 26 conductores por el estado en el que se encuentran sus vehículos

O. H.

Dicen los entendidos que los automóviles es ponerles la matrícula y comenzar a perder su valor. Tanto que como explicaba hace unos días el máximo responsable de Renault  España, José Vicente de los Mozos, el valor de un vehículo es tal tras pasar tres años que esto está cambiado el modo en el que las personas ven los automóviles.

Pero de ahí, de saber que el coche cada vez vale menos, a no someterle al más mínimo mantenimiento va un trecho. O en el lado contrario, tratar de hacerlo tan exclusivo, personalizándolo para que si bien pierda valor económico pueda adquirir otros valores, que deje de ser un coche e incumpla las medidas de seguridad establecidas.

De perseguir tanto lo uno como lo otro se están encargando la Policía Local de Palencia que, dentro de la campaña de vigilancia sobre el estado de los automóviles organizada por la DGT, se está encontrando a los que les falta lo que sería básico.

Sin ITV.

Porque básico debiera ser someter el vehículo a la preceptiva revisión de la Inspección Técnica de Vehículos. Hasta 11 conductores se llevaron el boletín de denuncia con la cifra de, como mínimo, 200 euros de multa por no haber llevado a sus vehículos en su momento a pasar revista.

Y ojo, porque la multa puede subir hasta los 500 si los agentes, además de comprobar la ITV está caducada consideran que las faltas que hayan podido encontrar puede poner en riesgo la seguridad.

En los controles llevados a cabo en las últimas dos jornadas, el siguiente concepto por el que los agentes de la Policia Local pusieron en marcha el bolígrafo fue por la excesiva altura de hasta cuatro vehículos que superaban “la altura máxima permitida”.

Otros cuatro fueron multados por el estado en el que se encontraba su matrícula y que, a ojos de los policías locales, podía dificultar la identificación del vehículo.

Hasta a tres conductores, de los que afeitan un huevo, fueron multados también por querer apurar demasiado las gomas de sus neumáticos, dejando las ranuras de los mismos con un canal inferior a los 1,6mm.

Y hablando de neumáticos, también está perseguido el presentar ruedas que sobresalgan del ancho del vehículo, concepto por el que fue denunciados un conductor en Palencia.

A otro le multaron por presentar un sistema de escape ineficaz (la Policía Local no determina si para el control de gases o de ruidos de las explosiones del motor), a otro por que su vehículo carecía de alumbrado, estando obligado a llevarlo, y a uno más por presentar en su carrocería aristas cortantes.

En total, 26 denuncias por vehículos no presentaban el estado idóneo para circular.

Esta campaña de vigilancia especial sobre el estado de los vehículos, buscando los que son o están hechos una ruina, se prolongará hasta el domingo, y la están llevando a cabo  tanto la Policía Local de Palencia, como la de Aguilar de Campoo y la Guardia Civil de Tráfico.

Así que si el suyo tiene alguna de estas ‘pegas’ no es mal momento para pasar por el taller para tratar de remediarlo, y no olvidarse de pasar la ITV.

alimen
-Publicidad-

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí