Farmacias de CyL detectan a 3.228 personas que no quieren vacunarse de la gripe

19/12/2014 Vacuna, gripe, vacunación SALUD ESPAÑA EUROPA EL ALVI/FLICKR

Los farmacéuticos de Castilla y León están inmersos en una “estrecha colaboración” con la Consejería de Sanidad para conseguir que la campaña de vacunación frente a la gripe vuelva a alcanzar este año amplios porcentajes de cobertura entre la población por lo que han activado un protocolo para registrar cualquier reacción adversa y notificarán los motivos que esgrimen quienes no quieren inocularse.

En apenas dos días de campaña (desde el día 9 de noviembre al día 11), los farmacéuticos de Castilla y León ya han realizado 56.753 intervenciones en las oficinas de farmacia sobre pacientes candidatos a recibir la vacuna. Por el momento, se han identificado 9.339 pacientes ya vacunados y 3.228 que no quieren vacunarse. Sus motivos también se están registrando, concluye el comunicado.

La vista está puesta en trasladar a la población la importancia de las vacunas como medida preventiva para garantizar la salud pública, informan desde el órgano colegial a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Para ello, la estrategia de trabajo de los farmacéuticos de la Comunidad en esta campaña de la gripe abarca diversos aspectos y ha permitido activar nuevos protocolos. Por un lado, se está haciendo una intensa labor de promoción de la vacunación desde las boticas de todas las provincias, para informar a la ciudadanía de la importancia de la inmunización colectiva.

La tecnología, además, se convierte una vez más en aliada de las estrategias de Salud Pública y está permitiendo que las farmacias dispongan de nuevas herramientas para favorecer la vacunación, conociendo de antemano quién es la población diana. Para ello, el Concyl ha creado una herramienta que está integrada en el sistema de receta electrónica, con la que el farmacéutico puede identificar a los pacientes candidatos a recibir la vacuna por rango de edad o patologías.

En el momento en que el paciente acude a la farmacia a por sus medicamentos, el farmacéutico puede identificar a través de la receta electrónica que ese paciente es candidato a recibir la vacuna de la gripe. Estos mensajes de alerta permiten que los farmacéuticos ejerzan una labor más intensa y certera de información sanitaria y promoción de la vacunación, añade.

Del contacto con los pacientes se están recabando ya datos anónimos en las farmacias de gran valor sanitario que permitirán trazar estrategias futuras de Salud Pública. Concretamente, las farmacias de Castilla y León registrarán durante la campaña las posibles reacciones adversas que se producen tras la administración de la vacuna de la gripe (y por su coincidencia en el tiempo, también las vinculadas a la vacuna frente al COVID 19). Estos posibles episodios adversos se notificarán a Sanidad para que puedan ser objeto de análisis.

Además, se está procediendo al registro de los motivos que esgrimen aquellos pacientes que muestran su rechazo a la vacuna de la gripe. Sus argumentaciones también se trasladarán a las autoridades sanitarias por su valioso impacto en la orientación y diseño de próximas campañas de vacunación, concluye el comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí