Glovo y 142 repartidores

El Juzgado de lo Social 1 de León ha estimado la demanda de la Seguridad Social contra la empresa de reparto Glovo y ha declarado la existencia de una relación laboral entre dicha mercantil y 142 ‘riders’, pues concluye que se trata de “trabajadores por cuenta ajena, aunque la empresa les obliga a darse de alta en el régimen de autónomos”.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el magistrado considera que “se dan todos los requisitos”, en especial la “dependencia” y la “ajenidad”, para considerar que los trabajadores son “falsos autónomos”.

En su sentencia, el juez explica que, tras el juicio y el análisis de la documentación aportada por las partes, ha quedado acreditada la existencia de la “dependencia” por cuanto “los repartidores no disponen de organización empresarial propia y autónoma, sino que prestan sus servicios insertados en la organización de trabajo del empleador, sometidos a la dirección y organización de la plataforma, pues es la empresa Glovo, que presta servicios de recadería y mensajería, quien establece todos los aspectos relativos a la forma y precio del servicio de recogida y entrega de los pedidos.

Además, añade que los llamados ‘riders’ o repartidores “no intervienen en la relación mercantil que se establece entre Glovo y las empresas clientes o partners, de forma que son ellas las que exclusivamente pactan las condiciones relativas a precios, forma de facturación, recogida y reparto de productos”.

Según la sentencia, “la inversión que constituye el elemento esencial de la actividad se realiza por Glovo y se concreta, entre otras cosas, en las inversiones realizadas en las aplicaciones informáticas que permiten la organización y desarrollo del negocio empresarial”.

De este modo, se indica que Glovo es “titular de los activos esenciales para la realización de la actividad (esencialmente, la plataforma a APP)”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí