La Diputación vuelve a convocar este año las subvenciones Palencia a huebra, dirigidas a todas las entidades locales de la provincia —ayuntamientos y juntas vecinales— con menos de veinte mil habitantes. Están dotadas con ciento veinte mil euros, la misma consignación presupuestaria que en el ejercicio de 2020, con una ayuda máxima de cinco mil euros por iniciativa, según recogen las bases de la convocatoria publicadas este miércoles 10 de febrero en el Boletín Oficial de la Provincia. El plazo para presentar solicitudes concluirá el miércoles 10 de marzo.

Asimismo, para fomentar la participación y reconocer el trabajo de los vecinos, la institución provincial creó el premio al mejor proyecto de voluntariado ambiental A huebra, con tres modalidades: resultado final, originalidad de la idea y participación vecinal, cuyos últimos galardonados han sido Villabermudo de Ojeda, Guardo y Autillo de Campos, respectivamente.

Cabe recordar que para implantar en 2012 un nuevo programa de recuperación ambiental en el medio rural, la Diputación de Palencia se inspiró en la ancestral costumbre que existía en muchos pueblos del toque a huebra, también denominado toque de facendera o hacendera, que —según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua— era el «trabajo a que debe acudir todo el vecindario, por ser de utilidad común». Con ese ese espíritu y compromiso de colaboración entre los vecinos, la administración provincial impulsa cada año su programa Palencia a huebra, para promover e incentivar entre la población del medio rural palentino acciones de voluntariado para mejorar y mantener los espacios comunes de sus localidades.

CERCA DE 850.000 €. Con cargo a este programa se han realizado por todo el territorio provincial unas doscientas ochenta obras para recuperar y mantener espacios comunes, donde la Diputación ha aportado ya unos ochocientos cincuenta mil euros, incluida la consignación presupuestaria de este 2021. El cumplimiento de los objetivos, así como la buena acogida de la iniciativa, han motivado que la partida original de Palencia a huebra en 2012 —veintisiete mil euros—, se haya aumentado los últimos ejercicios hasta alcanzar ciento veinte mil euros.

 

Como novedad, las bases establecen este año ciertos requisitos para las iniciativas de compostaje comunitario, a fin de que cumplan una efectiva función medioambiental y no deriven en mera acumulación puntual de residuos orgánicos. El Servicio de Infraestructuras Urbanas y Ambientales, que dirige el diputado provincial Miguel Abia, tramita estas subvenciones, a las que pueden acogerse las siguientes obras:

 

  • La adecuación ambiental de espacios comunes de uso habitual que contribuyan a proteger la salud humana, luchar contra el cambio climático, mejorar la calidad del aire y el agua, y ofrecer espacios para el ocio y la recreación.

 

  • La recuperación de espacios para que recuperen su función ecológica, y así proporcionen ventajas ambientales como sumidero de carbón atmosférico, filtro ambiental de contaminantes, fuente de oxígeno o reducción del efecto de isla calor.

 

  • La mejora de la infraestructura verde municipal, como parques, jardines, riberas, huertos, humedales, vías pecuarias, cubiertas verdes; así como la mejora de los corredores ecológicos que conecten las citadas zonas con las periurbanas.

 

  • El mantenimiento o el aumento de la biodiversidad asociada a los espacios urbanos y periurbanos, la mejora de sus hábitats, la gestión de especies beneficiosas que contribuyan a la lucha biológica y el fomento de las especies polinizadoras.
  • La puesta en marcha de compostaje comunitario, para lo que se requiere presentar un programa formativo de la población, con el soporte de la página web de la Diputación, que ofrece manuales de compostaje y material digital diverso; así como un compromiso de mantenimiento por parte de una persona designada por el ayuntamiento o la junta vecinal para las tareas de seguimiento, comprobación y volteo del compost, que previamente haya recibido en el programa de formación toda las instrucciones necesarias para su eficaz gestión.

 

  • La restauración de elementos tradicionales ligados a la cultura local popular que, junto con los valores paisajísticos, incrementen o fomenten el turismo en los pueblos.

 

  • La creación de huertos municipales, llevados a cabo con criterios de sostenibilidad, con prácticas de compostaje, creación de un espacio no contaminante, que propicie la biodiversidad y mejore la calidad ambiental de la localidad.

 

  • La realización de acciones de divulgación, sensibilización o formación sobre las acciones desarrollables en virtud de esta convocatoria; y otras actividades no incluidas en esta relación que promuevan la colaboración entre vecinos.

 

El pasado 2020, la Diputación de Palencia también distribuyó ciento veinte mil euros en subvenciones del programa Palencia a huebra entre treinta y tres entidades locales: veintisiete ayuntamientos y seis juntas vecinales. El promedio de subvención por entidad beneficiaria supera ligeramente los tres mil seiscientos euros.

 

Los ayuntamientos beneficiarios en la anterior convocatoria fueron Abarca de Campos, Abia de las Torres, Ampudia, Autillo de Campos, Baltanás, Barruelo de Santullán, Becerril de Campos, Boada de Campos, Boadilla del Camino, Carrión de los Condes, Cervatos de la Cueza, Frómista, Guardo, Herrera de Pisuerga, Husillos, Itero de la Vega, Magaz de Pisuerga, Osorno, Piña de Campos, Poza de la Vega, Requena de Campos, San Cebrián de Campos, Santoyo, Villada, Villaherreros, Villamuriel de Cerrato y Villota del Páramo. Las seis juntas vecinales beneficiarias fueron Barajores de la Peña, Colmenares de Ojeda, Foldada, Nava de Santullán, San Martín del Valle y Valenoso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí