Los visitantes que acudan al escaparate de la Escuela de Música Ortega, en la calle Gil de Fuentes número 4 de Palencia, podrán, a través de sus móviles, participar en un divertido concurso, en el que hay que identificar 27 melodías de películas de animación con sus correspondientes protagonistas colgados del Árbol de Navidad.

 

Admirar el árbol de Navidad de la Escuela de Música Ortega (EMO) en su escaparate de la calle Gil de Fuentes número 4 es una de las tradiciones que se han ido instaurando en estas fechas en Palencia, por su espectacular decoración temática, su luminosidad y las sorpresas que alberga entre sus adornos.

 

Por primera vez, la EMO organiza un concurso abierto a toda la ciudad que invita a niños y mayores a descubrir los secretos de su árbol e interactuar con sus elementos. “Los visitantes que acudan al escaparate de la Escuela de Música Ortega, en la calle Gil de Fuentes número 4 de Palencia, podrán participar desde sus móviles (escaneando un código QR o accediendo a través de su web www.emopalencia.com) en un divertido concurso, en el que hay que identificar 27 melodías de películas de animación con sus correspondientes protagonistas colgados del Árbol de Navidad”, indican desde la Escuela. “De esta forma, una tradicional decoración navideña da un salto dimensional, gracias a la última tecnología, para interactuar con público de todas las edades que seguro encontrarán en alguna de estas melodías una alegre página de su infancia”.

 

Este año, el árbol de Navidad de la EMO está dedicado al mundo de la animación, un motivo de decoración que se articula como una extensión del propio contenido de las clases de la Escuela de Música Ortega, donde este curso se dedica una especial atención a la música de las películas de dibujos animados.

 

Entre los miles de luces que titilan entre las ramas (más de 10.000 pequeños leds), es posible descubrir las figuras de personajes tan míticos como Pinocho, Blancanieves y los siete enanitos, la Cenicienta, Peter Pan, la Sirenita y todos los clásicos de la factoría Disney. Son adornos fabricados en resina con una excelente calidad de terminación, muchos de ellos elaborados por la prestigiosa firma estadounidense Hallmark. También podemos atisbar a los protagonistas de las películas de Pixar, como Coco, Nemo, Buzz Lightyear, etc.

 

Todo este olimpo de personajes infantiles está rematado por una reproducción en miniatura del castillo de Neuschwanstein, la famosa construcción bávara que sirvió de inspiración al mismísimo Walt Disney para su castillo de la Bella Durmiente y que corona el árbol entre una cascada de centelleantes guirnaldas.

 

El concurso dará comienzo el día 20 de diciembre y estará disponible durante toda la Navidad, hasta el 6 de enero. Entre los que obtengan la máxima puntuación, se sorteará un fantástico lote navideño con libros pop-up y musicales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí