La Junta de Castilla y León ha adquirido 10 viviendas a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) para incorporarlas al parque público de vivienda y destinarlas al alquiler o en régimen de cesión de uso.

El coste de la operación ha ascendido a 747.150 euros, aportados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

Las diez viviendas adquiridas por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio se localizan en los municipios de Burgos, Salamanca, Segovia y Laguna de Duero, localidades donde existe un número muy importante de familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que demandan una vivienda en alquiler.

La compra se encuadra dentro del nuevo Plan para el acceso a la Vivienda 2022-2025 y es fruto del Acuerdo de la Comisión de Seguimiento firmado el 26 de octubre de 2022 entre la directora general de Vivienda, Arquitectura, Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y el director general de Vivienda y Suelo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El coste total de la adquisición es de 747.150 euros de los cuales el el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aporta 344.824 euros y la Junta de Castilla y León 402.395 euros. También se contempla una cantidad para las obras de adecuación de las mismas financiada en la misma proporción.

El origen de la compra radica en el convenio de colaboración firmado en 2015 entre la anterior Consejería de Fomento y Medio Ambiente ( actual Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio) y la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) para la incorporación, por un periodo de cuatro años, de 100 viviendas al parque público de alquiler que gestiona la Junta de Castilla y León, sin perjuicio de la posible ampliación de ese número y que ya ha supuesto una inversión de 660.000 euros.

Estas viviendas se alquilarán a personas y familias a un precio que oscilará entre los 125 y los 400 euros mensuales, dependiendo de dónde se encuentre la vivienda y de su superficie, así como de las circunstancias personales, económicas y sociales del inquilino, quien, en ningún caso, aportará más del 30 % de sus ingresos.

La Junta de Castilla y León tiene previsto continuar con la compra de viviendas con cargo al Plan para el acceso a la Vivienda 2022-2025, para ser destinadas al alquiler o cesión en uso con una inversión prevista de 10.500.000 euros y 150 viviendas en los próximos cuatro años.

 

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí