dinero mueve caixabank ofimóvil palencia ofibus
El conductor del Ofimóvil de CaixaBank monta las escaleras de acceso en la localidad de Villamediana. En primer término, el cajero. / Óscar Herrero

La Diputación cambia el modelo de prestación de este servicio del convenio al contrato por 28 meses para que, al menos, 69 localidades tengan atención financiera física y abre la puerta a incluir alguna más de un listado de otras 26

Palencia seguirá teniendo una sucursal bancaria itinerante. Lo tendrá por contrato, y no por convenio como hasta ahora, y puede que los colores de la sucursal sobre ruedas cambien incluso y que los de CaixaBank desaparezcan en favor de los de otra entidad bancaria.

Tras la experiencia piloto que puso en marcha la Diputación de Palencia en el verano de 2022 y que sigue vigente, mediante un convenio con CaixaBank, la Institución Provincial seguirá apostando por incentivar a las entidades bancarias a presar servicios en los pequeños municipios (y no tan pequeños) de la provincia, al menos una vez al mes y nunca menos de 30 minutos, para facilitar la vida de los vecinos y que no se vean obligados a desplazarse a las cabeceras de sus comarca para sacar dinero o para realizar trámites.

Grijota es la localidad más grande que visitará la oficina financiera móvil que contratará la Diputación. / ICAL

Por ello, acaba de sacar a concurso la prestación de un servicio de oficina financiera móvil, “de modo que permita dar servicio financiero básico propio de las oficinas financieras físicas a usuarios potenciales en determinados municipios de la provincia de Palencia que carezcan o, se encuentren en riesgo de carecer, de sucursal financiera y/o cajero automático”.

El contrato será por 28 meses (dos años y cuatro meses), y tendrá un valor total de 310.000 euros. De ese plazo, los cuatro primeros meses serán de puesta e7n marcha e implantación del servicio, si bien es cierto que en el Concurso, la Diputación premiará la reducción de ese plazo con hasta 15 puntos.

Pueblos

De esta forma se pretende llegar, como mínimo, a 69 localidades que carecen de sucursal. Algunas, con miles de habitantes, como Grijota o Villalobón, Barruelo, Astudillo, Velilla o Magaz de Pisuerga como los mayores. El más pequeño, Villasarracino (128 habitantes). “Considerando la experiencia obtenida del proyecto piloto realizado en el periodo comprendido entre los meses de junio 2022 y mayo de 2023 en virtud de convenio de colaboración con Entidad financiera, se ha realizado una selección de Municipios de más de 120 habitantes que no cuentan, o se encuentran en riesgo de carecer, de servicios financieros a través de Oficina financiera o cajero automáticos”, indica la Diputación.

Así, se encuentran en la lista obligatoria Grijota, Villalobón, Barruelo de Santullán, Velilla del Río Carrión,  Astudillo, Magaz de Pisuerga, Santibáñez de la Peña, Torquemada, Villada,  Villarramiel, Frómista, Villaumbrales, Cascón de la Nava, Fuentes de Nava, Ampudia, Monzón de Campos, Villaluenga de la Vega, Fuentes de Valdepero, Cevico de la Torre, Pomar de Valdivia, San Cebrián de Campos, Santervás de la Vega, Amusco, Cisneros, Husillos, Villaviudas, Antigüedad, Villoldo, Castrejón de la Peña, Calzada de los Molinos, Salinas de Pisuerga, Buenavista de Valdavia, Pedrosa de la Vega, Quintana del Puente, Lantadilla, Bustillo de la Vega, Cervatos de la Cueza, Melgar de Yuso, Brañosera, Villamoronta,  Villaherreros, Autilla del Pino, Mazariegos, Palenzuela, Castromocho, Villalba de Guardo, Piña de Campos, Olmos de Ojeda, Castrillo de Don Juan, Cevico Navero, Loma de Ucieza, Soto de Cerrato, Fresno del Río, Villamediana, Villamartín de Campos, Prádanos de Ojeda, Valle del Retortillo, Villalcázar de Sirga, Castrillo de Villavega, Abia de las Torres, Pino del Río, Poza de la Vega, Espinosa de Villagonzalo, Sotobañado y Priorato, Itero de la Vega, Respenda de la Peña, Revenga de Campos, Frechilla y Villasarracino.

Además de estos, se podrán añadir los de otra lista entre los que las empresas que quieran prestar este servicio podrán incorporar como mejoras. Son los de Becerril de Campos, Tariego de Cerrato, La Pernía, Villota del Páramo, Renedo de la Vega, Santoyo, Villarrabé, Quintanilla de Onsoña, Vertavillo, Villaturde, Hornillos de Cerrato, San Cebrián de Mudá, Herrera de Valdecañas, Congosto de Valdavia, Ribas de Campos, Mantinos, Tabanera de Cerrato, Báscones de Ojeda, Dehesa de Montejo, Autillo de Campos, Cobos de Cerrato, Población de Campos, Espinosa de Cerrato, Lagartos, Cordovilla la Real  y Boadilla del Camino. En algunos casos, estos municipios o localidades disfrutan actualmente del servicio de Ofimóvil conveniado con Caixa Bank.

En este sentido, aunque las empresas podrían proponer los que quieran, la Diputación sólo valorará, con 15 puntos, la inclusión de tres de esas localidades. Hasta seis puntos se llevará, por otro lado, la empresa que asuma acudir a dos eventos puntuales propuestos por la Diputación, como podría ser el Día de la Provincia, por poner un ejemplo.

Además, como la  cobertura móvil y la conectividad puede verse comprometida en algunas zonas si se fía solo a a una compañía de telefonía, el pliego establece que el servicio “tendrá cobertura móvil de datos suficientes para la prestación del servicio en todos los municipios que son objeto del contrato, mediante la adopción de las soluciones técnicas que permitan que varios operadores proveedores de telecomunicaciones puedan dar cobertura de forma alternativa al dispositivo”.

Características, como una oficina fija.

Lo que se busca con este contrato es tratar de reducir la brecha financiera que existe en el medio rural donde en los últimos años han cerrado decenas de oficinas físicas. Por ello se establece que el servicio que se preste en esta oficina móvil sea lo más parecido a una fija. Hasta en los niveles de iluminación, que “no deberán ser inferiores” a los establecidos para una instalación estática.

Una oficina móvil de EspañaDuero, actual Unicaja, que prestaba servicio en varios pueblos de Palencia hasta hace unos años.

Entre los servicios de la oficina financiera móvil que pretende la Diputación están los de  cajero automático. El vehículo, de no más de 9 metros y con una capacidad interior mínima de 11 m3, de los que al menos 9 serán para la oficina, tendrá que disponer de al menos un cajero “el cual deberá cumplir con las medidas de seguridad y todos los requisitos que establece la normativa de seguridad. Este cajero deberá estar preparado su utilización por
parte de cualquier usuario que demande su servicio con independencia de la entidad emisora de la tarjeta o documento usado para la utilización del cajero.

En este sentido el adjudicatario “no podrá cobrar comisión alguna por las operaciones realizadas tanto por tarjetas emitidas por el adjudicatario como por tarjetas emitidas por
entidades diferentes al adjudicatario; sí se podrá repercutir la comisión cobrada
por la entidad emisora de la tarjeta al adjudicatario”. Así, luego las diferentes entidades pueden hacer como ha ocurrido en Valladolid, donde varias entidades han manifestado que no cobrarán comisiones a sus usuarios que utilicen el cajero móvil de la Diputación vallisoletana.

El contrato establece que “los usuarios de tarjetas no emitidas por el adjudicatario como mínimo podrán realizar la operación de disposición de efectivo” mientras que los usuarios de las emitidas por el adjudicatario podrán realizar “la operativa básica de los cajeros de la adjudicataria”.

El cajero y la oficina, que debe estar atendida por un agente financiero, ofrecerán al menos los mismos servicios operativos ofrecidos por la Entidad de la que el usuario sea cliente cuando este opere en una Entidad distinta a la suya.

El agente comercial de la actual sucursal móvil atiende a un cliente en el cajero automático. / ICAL

En relación a la oficina, se deberán poder realizar retiradas en efectivo (pudiéndose exigir preaviso para cantidades superiores a 3.000,00 €), ingresos en efectivo, consultar saldos, movimientos, traspasos entre cuentas del usuario que tenga abiertas en la adjudicataria, transferencias a cuentas de otros beneficiarios que sean tanto de adjudicataria como de otras entidades financieras; pago de recibos e impuestos de los que la adjudicataria sea colaboradora del ente recaudador, pago de Seguros Sociales, actualización de libretas, emisión de extractos de cuentas corrientes, y la posibilidad del servicio de alta como nuevo
cliente a los usuarios que no lo sean y así lo deseen.

El servicio se prestará todas las semanas del año, y la empresa deberá elaborar las rutas que realizará, que no es obligatorio que coincidan con las actuales. Igualmente deberá crear una imagen corporativo para el servicio, y dar difusión de la misma, hasta el punto que la Diputación otorgará con hasta nueve puntos la gestión de cuentas en tres redes sociales (Instagram, X y Facebook), con al menos un mensaje diario en cada una de ellas, en las que se indiquen las paradas del día o las posibles incidencias.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí