-Publicidad-

Medio Ambiente cierra el procedimiento de Autorización Ambiental y archiva
las actuaciones efectuadas.

Iba a ser, y así se anunció hace 14 años, la mayor planta de biomasa de España. Se ponían sobre la mesa 100 millones de euros y se avanzaba la creación de 80 empleos en la localidad.

Osorno se situaba en primera línea de las energías alternativas con un proyecto impulsado por una empresa galesa.

Ahora Medio Ambiente da por concluido el expediente de autorización ambiental (se presentó la solicitud en 2015). Carpetazo a un proyecto que generó grandes expectativas después de que varias ocasiones se haya requerido a la empresa promotora documentación, sin que haya habido respuesta a la Administración Regional, siguiéndose a rajatabla la normativa de tramitación de este tipo de expedientes.

La empresa galesa de energías renovables que iba a invertir en la localidad 100 millones de euros, tenía previsto construir la planta de biomasa más grande de España.

Para generar 332.880 megavatios de potencia al año, proyectaba procesar 220.000 toneladas de paja de cereal, que supondrían 10 millones de euros anuales para los agricultores en un radio de 60 kilómetros, según los datos aportados en su día por la promotora.

En datos comparativos, la actividad de la planta de Osorno supondría una potencia equivalente al consumo anual de energía de entre 65.000 y 80.000 hogares y desde el punto de vista medioambiental, se conseguiría evitar la emisión de 250.000 toneladas al año de CO2 a la atmósfera y un ahorro equivalente a 30.000 toneladas de petróleo.

 

Imagen. 1A Ingenieros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí