Las principales se refieren a pequeñas reparaciones de mobiliario (sillas, puertas, ventanas, sanitarios…) aunque también hay otras de mayor importancia tales como las relativas a la mejora de la accesibilidad y la renovación de techos o de sistemas de calefacción

Los doce centros educativos de la capital registraron casi 280 actuaciones de los integrantes del servicio municipal de Obras durante el año 2020, «y todo ello a pesar de las dificultades por las que también nos hemos visto afectados a causa de la pandemia», indicó el concejal responsable del departamento, Facundo Pelayo.

Más en concreto, los colegios que más intervenciones han acumulado durante el pasado ejercicio, «que en total supusieron un total de 257 jornadas de trabajo», según explicó Pelayo, han sido los de Blas Sierra, Ave María y Padre Claret, con 64, 52 y 47, respectivamente, muy por encima de los siguientes (Sofía Tartilán, 26, o Jorge Manrique, 22), «dando prioridad, como es lógico, a aquellos elementos más urgentes», agregó.

Las principales actuaciones de los operarios municipales, «a los cuáles quiero agradecer el gran trabajo desempeñado a pesar de las circunstancias tan difíciles que se dieron el pasado ejercicio», manifestó el concejal, se refieren a pequeñas reparaciones de mobiliario (sillas, puertas, ventanas, cerraduras sanitarios…) aunque también hay otras de mayor importancia tales como las relativas a la mejora de la accesibilidad, la renovación de techos o de sistemas de calefacción, «además de los montajes y desmontajes de escenarios o casetas, que también tienen un peso importante dentro de su actividad», añadió.

Calles

Más allá de los centros educativos, «y de todo lo que realizan a diario en las dependencias del Ayuntamiento», puntualizó el edil, los operarios del servicio gestionado por Facundo Pelayo no han dejado de hacer reparaciones en la vía pública, acerados y calzadas principalmente, durante los pasados doce meses, «alcanzando las 226 actuaciones en cerca de 170 calles, plazas, parques y jardines, en algunos casos en varias ocasiones, de toda la ciudad», manifestó.

«Siendo conscientes de que es imposible llegar a dar respuesta a todas las necesidades que se presentan al cabo de un año completo, y teniendo en cuenta que el año 2020 ha contado con casi un mes inhábil con motivo del confinamiento, así como de otras dificultades añadidas fruto de la situación sanitaria (disponibilidad presupuestaria, acopio de materiales, períodos de aislamiento), el trabajo de mantenimiento que se ha realizado desde Obras, que se verá reforzado en los próximos meses con cargo a los contratos del Plan de Vías y Obras y del de Asfaltado, se puede considerar como bastante aceptable», reconoció Facundo Pelayo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí