Supusieron un total de 887 intervenciones, 108 de ellas fuera del término municipal de la capital, lo que significa un 13,07% más que la media de los últimos diez años, situada en 771

Los integrantes del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SEPEIS) atendieron un 19,5% menos de siniestros durante el ejercicio 2020, tal y como recoge la memoria del departamento, apuntando al confinamiento y las sucesivas restricciones de movilidad como las principales causas de este descenso.
Más en concreto, las salidas supusieron un total de 887, 108 de las cuáles se realizaron fuera del término municipal de la capital, que significa un 13,07% más que la media de los últimos diez años, situada en 771.
Si atendemos a la tipología de las intervenciones, los incendios de todo tipo (vehículos, viviendas, edificios, mobiliario urbano, maleza, etc.) se establecen como la principal causa al alcanzar los 170, seguidos por los saneados diversos con 158 y las aperturas de puertas con 84.
La memoria del pasado año también recoge que los componentes del Parque Municipal de Bomberos, que sumaron siete nuevos agentes, dos de ellos las primeras mujeres del servicio en la capital y de todos los existentes en Castilla y León, se formaron en la gestión de equipos en accidentes de tráfico, en técnicas de intervención con medios de prevención, y en el conocimiento de herramientas para la gestión por parte de los mandos.
Otra de las competencias desarrolladas por los profesionales del SEPEIS, y quizá no tan conocida por los ciudadanos, es la realización de informes aparejados a los trámites para la concesión de licencias urbanísticas, que en los últimos meses alcanzó los 540 y que se destinaron a 158 obras, 98 declaraciones responsables o 93 ambientales, entre otras.
Finalmente hay que reseñar que en 2020 entró en vigor el nuevo convenio de colaboración con la Diputación para la prestación de servicios fuera de los límites capitalinos hasta el 31 de diciembre de 2021 con una aportación de 220.000 euros anuales por parte de la institución provincial, y se aprobó la normativa por la que se crea la tasa por prestación del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Prevención de ruinas, derribo de construcciones, salvamento y otros análogos, en la que se fijan de forma clara y concreta los precios por cada intervención en función de los medios materiales y humanos que sea necesario utilizar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí