Algunos aprovecharon el confinamiento de la pasada primavera para aprender a cocinar. Otros, para hacer ejercicio en casa o estudiar idiomas. Y hay también quien ocupó aquel tiempo en cambiar el mundo.

Al menos, el mundo que legaremos a los niños y niñas de hoy. Las palentinas Aurora Íñigo y María Rupérez crearon un cuento infantil titulado Dina está que trina (editorial Sar Alejandría) adaptado a peques a partir de tres años, que profundiza en la importancia de reducir los residuos plásticos y en cómo estos afectan a la vida de los animales. María trabaja en Medio Ambiente y ocupa su tiempo libre pintando e ilustrando, y su amiga Aurora es maestra de Educación Infantil, por lo que formaban el tándem perfecto para acometer un proyecto que, en realidad, rondaba sus cabezas desde hacía tiempo.

El mundo que dejamos es culpa de los adultos, pero los responsables de su cambio serán los niños

Ya está en las librerías palentinas este cuento narrado con rimas y escrito en mayúsculas para acercarse a esos pequeños lectores. Sus primeros críticos, que apenas levantan unos palmos desde el suelo, lo han recibido con aplausos y entusiasmo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí