La Cámara de Comercio ha redoblado su esfuerzo en ofrecer los mecanismos a las empresas en tres aspectos esenciales para el crecimiento tras la crisis: el emprendimiento, la internacionalización y la digitalización del tejido empresarial palentino

Conrado Merino Pte. Cámara Comercio Palencia

«España es actualmente el quinto país más endeudado del mundo, estamos en el 122% sobre el PIB, el doble que en el ejercicio 1995, losa que año tras año lastra enormemente cualquier recuperación por el disparado gasto en intereses que hay afrontar con nuestros acreedores.
La ocasión de los fondos europeos asignados para la recuperación e incentivación de la actividad empresarial, es una oportunidad histórica que debemos afrontar con valentía y determinación. Es el momento de luchar por desbancar a la competencia con modernización, digitalización, saliendo decididamente al mercado exterior, dando un salto de calidad en la producción y en la comunicación.
Tenemos la oportunidad de dar un salto cualitativo y para ello debemos ser inteligentes y eficientes en el destino de esos fondos. Es esencial afrontar la modernización de nuestras empresas, afrontar decididamente la digitalización en los procesos, ya que sin ello estaremos fuera del mercado a corto plazo. Gestionar de manera eficiente las infraestructuras productivas que necesitamos para competir igual o mejor que nuestros competidores tanto dentro como fuera de Europa. Disponemos de una formación profesional de calidad y una prometedora e incipiente formación profesional dual, pero debemos conseguir que sea ágil, que no vaya a remolque de las demandas de las empresas, sino que tenga la capacidad de adaptarse a las necesidades reales del mercado laboral en cada momento.
Desde la Cámara de Palencia estamos haciendo un esfuerzo titánico para abordar un proyecto que será referente a nivel regional, desarrollando un Centro Coworking Digital que asistirá de manera global todos los ámbitos que surgen en torno a la digitalización de la empresa. Formación, diagnósticos, seguridad informática, certificación digital, espacios de trabajo compartido, proyectos de digitalización tanto en comunicación, como en procesos, distribución, venta, etc. El mercado de nuestras empresas ha de ser el mundo, ya sea una gran empresa, una pyme o un autónomo. Si no se tienen las herramientas por su coste, se compartirán para ser eficientes, y todo ello estará íntimamente relacionado y proyectado al comercio internacional».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí