La narradora palentina Erica González y el ilustrador David Castro publican un cuento que invita a pequeños y mayores a descubrir uno de nuestros mayores tesoros: la Catedral de Palencia

Si al mal tiempo buena cara, la pareja artística que conforman la palentina Erica González y el gallego David Castro le echan al mal tiempo… La cara, el cerebro, las dos manos y, sobre todo, el corazón. Por eso, este dúo (De tal Cuento Tal Astilla) se ha pasado los últimos meses trabajando en nuevos proyectos, creando sin parar y sin decaer la ilusión.

Seguramente les hayan visto antes: forman un dúo escénico habitual en cuentacuentos, narraciones con acompañamiento musical y multitud de espectáculos y propuestas en torno al viejo oficio de contar historias. No en vano, este mismo mes estarán en San Pedro Cultural junto al mismísimo Gonzalo Calcedo, Premio Castilla y León de las Letras 2020, ofreciendo una narración de sus cuentos.

Pero esa es otra historia (que les hemos contado en la sección de Libros). Porque resulta que David, además de guitarrista y videógrafo, es un ilustrador digital fantástico, por lo que su unión a una narradora consagrada no podía resultar de otro modo que con la edición de un cuento para niños (pequeños y grandes, claro): ‘La Bella Des(Re)Conocida’.

La historia

‘Cuando pases cerca de una Catedral…’

Así comienza el cuento que protagoniza Candela, una joven de 13 años que adora viajar y tomar fotografías en sus viajes. Un día, paseando por su ciudad, de repente algo le cae desde arriba. ¡Una gárgola acaba de escupirle! Inquieta, Candela asciende al tejado para iniciar una entrañable amistad con ese pétreo personajillo que vive adosado a la pared de la Catedral Gótica, y que es fotógrafo, igual que ella. Y así, aprenderá una importante lección sobre las fascinantes maravillas que a veces tenemos en casa y desconocemos.

Coincidiendo con el VII Centenario de la seo palentina, Erica y David quisieron poner en valor aspectos como el turismo de interior, la defensa del patrimonio o la divulgación de todo ello a nuestros pequeños. Pero sobre todo, como narradores consumados, «el proyecto nace del placer de entretener y mostrar», no solo a los más pequeños, sino también a muchos adultos que aún no se han dejado deslumbrar por los tesoros que la gárgola del fotógrafo cuida tan bien.

Duro trabajo

El proyecto ha supuesto meses de duro trabajo de ilustración. David Castro ha tratado de reflejar algunos de los rincones más mágicos de nuestra catedral, al tiempo que dejaba abierta la puerta con sus dibujos a sugerir que esta misma historia puede aplicarse a muchos otros monumentos y elementos patrimoniales de nuestra tierra, tesoros escondidos que nunca habían sido objetivo de la cámara de fotos de Candela. Hasta ahora, claro…

Puntos de venta

El libro, que ha contado con la colaboración de la Diputación, se presenta el jueves 3 con aforo limitado en el patio del Palacio Provincial, y ya puede adquirirse en las librerías Amarilla, Ateneo, Iglesias y Del Burgo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí