En el número anterior, al hablar del Puente de Madera, hicimos referencia a la demanda, por parte de los vecinos, de un puente que comunicase Perezucos (actual Pío XII) con las huertas, fincas y tierras de cultivo de la carretera de Villamuriel. Su única vía de acceso era por el Puente Mayor, lo que obligaba a un largo rodeo. En 1874 se intentó solucionar con un puente de madera que hubo que desmontar en 1882, no siendo hasta 1911, cuando se inauguró el actual de hierro, cuando hubo una solución definitiva.

Pero retrocedamos en el tiempo y conozcamos un proyecto anterior a ambos. El 15 de abril de 1871, el Ayuntamiento encarga al arquitecto municipal, Francisco Javier Saiz, que «levante un plano para hacer un puente de paso de personas desde las afueras del Mercado a las huertas cerca del titulado de Sandoval».

El arquitecto se lo debió tomar muy en serio, puesto que 40 días después, el 25 de mayo, presentó el plano. Sin embargo, las actas municipales no vuelven a hacerse eco de ese puente, cuyos planos sí se han conservado en el Archivo Municipal y se corresponden con la imagen que acompaña a este artículo, que nos presenta las dos caras del puente y su sección.

Curioso

El puente se proyectó para ser ubicado en un lugar denominado ‘El Escorial’, tal vez porque allí se depositaran restos o ‘‘escorias’’ de la antigua fábrica de salitre o el matadero. No lo sabemos, pues es la única referencia documental.

Según la imagen, el puente se anclaba sobre dos grandes pilares de piedra en los laterales, unidos por una estructura de madera que formaba un arco escarzado de casi 16 metros de luz.

Lo cierto es que la situación del momento no fue la más propicia. España se encontraba en pleno Sexenio Revolucionario, con una gran inestabilidad política (caída de Isabel II, monarquía de Amadeo de Saboya, proclamación de la I República…) y con unos Ayuntamientos con escasos recursos económicos. No es extraño que el proyecto no cuajase en ese momento. Además, el 4 de octubre de ese año, el arquitecto municipal presentó su renuncia, sustituyéndole un interino, hasta que el 15 de noviembre fue elegido Cándido Germán y Esteban, que a la postre diseñaría el puente de madera.

Plano del Puente de El Escorial. Archivo Municipal de Palencia.

Una curiosidad que se observa en el plano es la referencia a que el puente se ubicaba en el sitio conocido como El Escorial. Una referencia que sólo aparece en las actas en los años del Sexenio, entre 1868 y 1870, para denominar a esa zona, aunque desconocemos el porqué de este nombre.

Una posibilidad fue que tuviese relación con la palabra escoria, y que hiciese referencia a los restos que allí podría dejar una antigua fábrica de salitre desaparecida a principios del siglo XIX, o a los restos cárnicos del matadero allí existente, o quizás a una zona para verter las aguas de las alcantarillas, que las tres se ubicaron allí.

La otra es, dado que aparece con mayúsculas en las actas municipales, que hiciese referencia al palacio de El Escorial, desconociendo posibles vinculaciones. Dejemos ahí el misterio, pues por el momento, no tenemos, respuesta.

Javier de la Cruz Macho es Doctor en Historia y profesor de Enseñanza Secundaria.

www.alcaldespalencia.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí