-Publicidad-

Desde el Ayuntamiento de Pomar de Valdivia y la Junta Vecinal de Villaescusa de las Torres, pedanía de este municipio, se restringe indefinidamente la circulación de vehículos por el camino vecinal asfaltado que sirve como acceso provisional a la localidad de Villaescusa de las Torres, quedando habilitado exclusivamente para residentes y otros usos autorizados.

El episodio extraordinario de avenida sufrido en el río Pisuerga en diciembre de 2019 destruyó el puente que cruzaba el río en la carretera de acceso a Villaescusa de las Torres (PP-6202), que supone además el acceso principal al Espacio Natural de “Las Tuerces”.

En marzo de 2020 la Diputación de Palencia procede al asfaltado de un camino vecinal, titularidad de la Junta Vecinal, para ser utilizado como acceso provisional mientras se procede a
la reconstrucción del puente. Dieciséis meses después de la riada, en diciembre de 2020, se adjudica la obra de reconstrucción  por un valor ofertado
con impuestos de 699.046 € y con un plazo de ejecución de 10 meses. Pero finalmente la empresa adjudicataria no cumple con este contrato y se niega a ejecutar la obra, alegando
problemas con los precios de los materiales, señala en una nota la Junta Vecinal. Añade que este incumplimiento es aceptado por la Diputación de Palencia sin sanción ni contraprestación alguna.

Tras esta licitación fallida, desde la Diputación de Palencia se indica que es necesario volver a iniciar el trámite completo de redacción del proyecto y licitación de la obra con un importe de
ejecución más elevado. En febrero de 2021, más de un año después de que se publicara la primera licitación y más de dos años después de que el puente quedara inhabilitado por la crecida del Pisuerga, frente a la ausencia de noticias por parte de la institución provincial, desde
el Ayuntamiento de Pomar de Valdivia y la Junta Vecinal de Villaescusa de las Torres se solicita audiencia con la Presidenta de la Diputación de Palencia para conocer el estado de la tramitación.

Explican desde la Junta Vecinal que en dicha audiencia, a la que asisten, además de Mª Ángeles Armisén, diferentes responsables y técnicos de carreteras y turismo de la Diputación, se transmite a los miembros del Ayuntamiento y la Junta Vecinal que el trámite sigue su curso y no se puede concretar una fecha de ejecución ni se puede asegurar su adecuada finalización teniendo en cuenta el inestable
panorama de la disponibilidad y precios de  los materiales, combustibles predominante.

En la nota se apunta que desde la corporación municipal se traslada a la Diputación la imposibilidad de prolongar por más tiempo esta situación de provisionalidad en el acceso a la localidad debido fundamentalmente
a dos factores. Por un lado, ante el riesgo que supone para la seguridad de los usuarios de este acceso, dado que se trata de una vía muy estrecha, con cunetas muy pronunciadas y frecuentes placas de hielo al localizarse en una umbría. Además, esta vía, al ser un camino vecinal de titularidad privada, perteneciente a la Junta Vecinal, no está incluida en la Red de Carreteras del
Estado. “Por ello, la eventual responsabilidad ante un accidente es exclusiva de dicha Junta Vecinal, situación que esta Entidad Local Menor no puede soportar por más tiempo. Por otro
lado, la capacidad de acogida de la localidad para la masificada afluencia de visitantes es muy reducida, generando importantes problemas de convivencia entre los usos turísticos y las actividades de los residentes, principalmente agrícolas”, afirman.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí