Interior de la factoría de Renault en Palencia. YANNICK BROSSARD
-Publicidad-

La automovilística asegura que se mantiene el desabastecimiento de piezas

Dos días sí y tres no o viceversa. Ese parece ser el ritmo de trabajo que se ha instaurado las factorías de Renault en España y, por tanto, también en la de Villamuriel de Cerrato.

Porque después de una semana en la que los empleados de la cadena de montaje cerrateña solo tienen previsto trabajar dos días (hoy jueves y mañana viernes), la semana próxima no volverán a sus puestos al menos hasta el miércoles. Eso en el mejor de los casos.

La automovilística acaba de notificar a los representantes de los trabajadores la nueva previsión de paradas para la próxima semana. Unos nuevos paros que se justifican, afirma la empresa, en que no se ha solucionado el desabastecimiento de piezas para el ensamblaje de los automóviles.

Así, las plantas de Carrocerías y Montaje de Valladolid  y la de Montaje de Palencia no abrirán sus puertas el lunes y el martes. En principio, porque las previsiones, como afirmaron desde Renault pueden cambiar y ampliarse. El principal problema es el desabastecimiento de semiconductores y, aunque Renault negó hace unos días que la huelga de transportes le haya hecho parar estas factorías esta semana, lo cierto es que puede tener un efecto cascada en las empresas que suministran a Renault.

10 jornadas parados

En todo caso, este mes de marzo tiene visos de ser uno de los que ha estado más tiempo parada la cadena de montaje de la que salen los Megane, Megane Sport-tourer y Kadjar y que sólo trabaja a un turno, cuando tiene piezas suficientes. Porque en lo que va de mes, y hasta el martes que viene, la planta palentina habrá parado 10 de las 21 jornadas laborales. Es decir, casi la mitad de los días que tenía que haberse puesto en marcha el único turno que aún queda en la factoría, los empleados se han tenido que quedar en casa, acogidos a un ERTE, puesto que la mayoría ya han consumido las medidas de flexibilidad, como es la bolsa de horas.

Si la media de producción de un turno en la planta de Villamuriel de Cerrato ronda los 450 vehículos, se puede decir que durante lo que va de mes se han dejado de producir uno 4.500 vehículos de los tres modelos. Aunque especialmente de las variantes del Megane, porque, aunque ya se ha recuperado su producción, a principios de mes la planta se vio obligada a dar salida únicamente a vehículos del Kadjar, porque no había piezas para Megane.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí