Renovables sí, pero a qué precio

La Fundación Santa María la Real ha presentado esta semana distintas alegaciones frente a la construcción de polígonos eólicos y fotovoltaicos en el entorno de la Montaña Palentina.

La entidad se suma así al clamor de otras muchas plataformas, asociaciones y ciudadanos de la comarca que entienden que este tipo de proyectos chocan de pleno con el modelo de desarrollo sostenible por el que se ha trabajado durante años.

En su alegato dejan claro que no se trata de posicionarse frente a la instalación de energías renovables, sino de valorar y estudiar dónde, cómo, quién, por qué y para qué se instalan. “Llevamos más de cuatro décadas apostando por generar desarrollo sostenible en la Montaña Palentina. Un modelo respetuoso con el entorno, basado en tres pilares: personas, patrimonio y paisaje”, explican desde la Fundación.

A lo largo de este tiempo, en colaboración con otras entidades, administraciones y empresas, “se han invertido más de 50 millones de euros y se han creado cientos de puestos de trabajo, a través de diferentes proyectos e iniciativas que tienen el patrimonio como eje de dinamización del territorio”, recuerdan e inciden en que no se puede echar por tierra todo este esfuerzo ni convertir la Montaña Palentina en una “zona de sacrificio”.

Defensa del “Paisaje Cultural” de la Montaña Palentina

La comarca no solo cuenta con una de las mayores y más significativas concentraciones de arte románico de Europa, sino que además constituye un auténtico Paisaje Cultural, enclavado en el entorno del Geoparque Mundial de Las Loras, el Parque Natural Fuentes Carrionas – Montaña Palentina y otros espacios singulares como Las Tuerces o Covalagua.

La instalación de una ingente cantidad de polígonos eólicos y fotovoltaicos supondría un impacto visual y ambiental que afectaría gravemente al territorio y que pondría en riesgo el modelo de desarrollo sostenible por el que se ha apostado en la comarca, basado en el turismo cultural y natural.

No solo eso, desde la Fundación aseguran que la colocación de aerogeneradores y placas solares, tal y como se está planteando, puede poner en riesgo la declaración del Románico Palentino como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, que ya ha sido validad por la Comisión de Cultura del Senado o hacer peligrar la revalidación del Geoparque Mundial de Las Loras. Sin contar con los numerosos bienes de interés cultural (BIC) con los que cuenta la comarca o los yacimientos arqueológicos que se verían afectados por las instalaciones y que no se han tenido en cuenta en los estudios de impacto ambiental realizados por los promotores de los proyectos.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí