-Publicidad-

El Ayuntamiento justifica la opción de vehículos usados en la necesidad de la disponibilidad y los escasos kilómetros que van a recorrer

Cuando se necesita algo de forma imperiosa, pero tampoco se le va a dar mucho uso, la opción más viable siempre es usar lo que otros ya no usan. Y así lo han aplicado en el Ayuntamiento de Saldaña, que, sí, necesita una furgoneta para lleva material, pero no, no necesita una recién salida de fábrica para recorrer apenas unos kilómetros dentro del municipio.

Por eso, y porque como explica su alcalde, Adolfo Palacios, hay que ajustarse a la disponibilidad económica. “Necesitamos una furgoneta para transportar material en el municipio sin tener que mover el camión que poseemos. Pero no te vas a gastar lo que vale un vehículo nuevo para hacer los kilómetros que le vas a hacer”. ç

Por ello el Ayuntamiento de Saldaña ha decidido mirar hacia el mercado de segunda mano para adquirir una furgoneta para el servicio de Obras.

En concreto, la furgoneta debe ser apta para el transporte de materiales, herramientas y personal de servicios que trabaja en el Ayuntamiento de Saldaña.

Hasta 45.000 kilómetros.

Por ello piden una furgoneta de hasta cinco años de antigüedad, pero que no tenga más de 45.000 kilómetros.

Debe tener entre 4,5 y 5 metros de longitud, con lo que el rango de modelos es amplio: Desde los de las plataformas Stellantis (Citroen Jumpi, Peugeot Expert, Opel Vivano III y Toyota Proace), o las versiones cortas de la Citroen Jumper, Peugeot Boxer y Fiat Ducato), así como las de la plataforma de Renault (Renault Trafic, Nissan Primastar, Opel Vivano II o Fiat Talento), o la de Mercedes Vito entre otras.

Tampoco es demasiado exigente el Ayuntamiento de Saldaña con el carburante que consuma este vehículo, dado que puede ser Diesel o gasolina. Lo que sí especifica es que tiene que tener un mínimo de 125 cv con un motor que oscile entre los 1.500 y los 1.600 cc. El numero de plazas será de 6 que pueden ser ampliables hasta las nueve, puesto que el vehículo debe estar matriculado como turismo.

Lo que sí que pide el Ayuntamiento de Saldaña es que este vehículo que pretende incorporar a su flota tenga una garantía de al menos 12 meses.

Todo ello por un precio máxima de 21.800,00 euros iva ya incluido. Un vehículo similar al que quiere comprar Saldaña, pero nuevo, se saldría de ese presupuesto.

Otros ejemplos.

Además, es de reseñar que el alcalde de Saldaña, Adolfo Palacios, es igualmente diputado de Seguridad Ciudadana y hace unos meses la Institución Provincial ya adquirió unos furgones para útiles de dos parques de bomberos también de segunda mano. Y parece que la experiencia ha calado.  Además, ese mismo departamento ha visto como el mercado de los nuevos tampoco sirve algunos vehículos. Porque el productor de otros dos furgones nuevos para útiles para los parques de Bomberos aún no ha entregado las unidades a la empresa que los debe carrozar, y eso que fueron adjudicados la pasada primavera.

Un tiempo que además se queda lejos de las perspectivas de Saldaña que da un margen de 10 días para tener frente a su casa consistorial el vehículo listo para su uso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí