UGT y CCOO plantean revertir la gestión del transporte sanitario para que sea asumida por la Junta

UGT y CCOO plantean a Mañueco revertir la gestión del transporte sanitario para que sea asumida por la Junta. UGT y CCOO han presentado una propuesta al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para revertir la gestión del servicio de transporte sanitario, que actualmente es privada, y sea asumido por el Gobierno regional al cien por cien o con un modelo mixto. SALUD ESPAÑA EUROPA CASTILLA Y LEÓN

UGT y CCOO han presentado una propuesta al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para revertir la gestión del servicio de transporte sanitario, que actualmente es privada, y sea asumido por el Gobierno regional al cien por cien o con un modelo mixto.

Así lo han puesto de manifiesto los secretarios regional de UGT, Faustino Temprano, y CCOO, Vicente Andrés, quienes entregaron a Fernández Mañueco su propuesta para “rescatar” la gestión del transporte sanitario el pasado miércoles, en Palencia, durante la firma de un acuerdo del Diálogo Social.

Junto a Temprano y Andrés han comparecido la secretaria de la federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Ana Fernández, y el secretario de Servicios Públicos de UGT, Tomás Pérez Ureña, quienes han explicado que el transporte sanitario, formado por una plantilla de cerca de 2.000 trabajadores entre conductores y camilleros, “vive en un conflicto permanente” no sólo por ser “los peor pagados de España” sino porque la falta de personal obliga a “un exceso de jornadas y horas” que no se compensan “como debería”.

Este conflicto “permanente” ha obligado a la Junta a tener que poner “dinero público” que “no ha solucionado el conflicto pero que ha servido a la empresa concesionaria para tapar los agujeros de su gestión”, ha asegurado Ana Fernández, quien ha precisado que revertir esta gestión “sólo depende de la voluntad política”.

Asimismo, Fernández ha indicado que recuperar la gestión del transporte sanitario supone un ahorro económico que se podría destinar a un incremento del salario de las plantillas ya que los conductores de ambulancia cobran 1.100 euros y los camilleros una media de 900 euros, además de que el servicio ganaría en calidad y flexibilidad.

Por su parte, Tomás Pérez ha recordado que el transporte sanitario “es un servicio público esencial” y como ejemplo de ello ha asegurado que la “fallida planificación de la reorganización” de la Atención Primaria planteada por la Consejería de Sanidad se basaba en el transporte sanitario y las unidades móviles medicalizadas.

Por lo que ha coincido con lo que han reiterado Faustino Temprano y Vicente Andrés de que un servicio público esencial como es el transporte sanitario debe estar gestionado “desde lo público” lo que ha llevado a ambos sindicatos a presentar esta propuesta para que se abra una mesa de negociación con la Junta “de manera inmediata” ya que será el próximo año 2022 cuando se tenga que volver a adjudicar de nuevo este servicio que en la Comunidad presta mayoritariamente el grupo Ambuibérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí