Un estudio de los restos del Palacio de los Buendía de Dueñas complementará los dos trabajos ya contratados para fijar las bases de una intervención

Estudio e Interpretación de los Restos del Palacio de los Condes de Buendía en Dueñas

Se considera necesario contratar este estudio para iniciar el conocimiento sobre un
amplio conjunto arquitectónico en alarmante estado de abandono y determinar los precedentes del mismo y las sucesivas ampliaciones y transformaciones sufridas resultará determinante como punto de partida para una ulterior intervención en el mismo.

El Ayuntamiento de Dueñas adquirió en el año 2019 el Palacio de los Condes de Buendía con el fin de ampliar el espacio público y dotacional de la localidad.

Lo hizo 7 años después de que se firmara un convenio urbanístico con su propietario, interesado en darle un uso residencial, con la construcción de viviendas.

Se llegó a hablar de un importante proyecto de viviendas «que permita a los ciudadanos de Dueñas disponer de una oferta residencial en un enclave privilegiado como es la plaza principal del municipio». Ni viviendas, ni mejora estética de la plaza.

El pinchazo de la  burbuja inmobiliaria fue lo peor que le podía ocurrir al Palacio, que si ya estaba en mal estado hace una década, cuando empezaron a vislumbrarse estos proyectos residenciales -con los que a algunos se le pusieron los ojos como platos-, ahora puede decirse que es una ruina absoluta, casi casi un montón de piedras en el que difícilmente alguien puede imaginarse que en su día eso fue un palacio.

Una doble actuación actuación adelantada por Palencia en la Red hace dos meses, las primeras tras la compra del palacio en 2019, será la realización de una Investigación Arqueológica en el Patio de las Ruinas y un estudio arqueológico y la lectura estratigráfica de sus muros.

La investigación arqueológica pretende iniciar el conocimiento sobre las ruinas de un palacio que ha devenido en una avanzada ruina que aún puede ser recuperable para la instalación de servicios municipales. Este trabajo marcará el camino a seguir en las tareas de recuperación de los restos arquitectónicos, con respeto a sus valores históricos y autenticidad.

El Estudio Fotogramétrico y Levantamiento Gráfico de las Ruinas permitirá un conocimiento previo a la intervención, en concreto las fases constructivas a lo largo de su historia.

Ambos trabajos tienen una duración estimada de tres meses y se sumarán al estudio e interpretación de los restos que se anuncia ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí