Unicaja Banco ha mejorado su oferta de condiciones para los empleados que abandonen la entidad en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que negocia la entidad con los sindicatos, aunque mantiene el número de afectados en 1.513 trabajadores, según informaron fuentes sindicales tras la reunión celebrada este martes.

Por un lado, el banco ha propuesto que los empleados de entre 59 y 63 años que tengan una antigüedad mínima de 15 años salgan con el 55% del salario bruto (la propuesta inicial era del 52%) y convenio con la Seguridad Social, descontando el importe de la prestación por desempleo, hasta los 63 años.

A los trabajadores de 57 y 58 años con antigüedad mínima de 15 años, Unicaja Banco ofrece un pago fraccionado mensual del 52% del salario bruto (antes les ofrecía el 50%) y convenio con la Seguridad Social, descontando el importe de la prestación por desempleo, hasta los 63 años.

La entidad también ha mejorado la propuesta para los trabajadores menores de 50 años, para los que inicialmente proponía una indemnización de 26 días de salario por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades, que ahora ha elevado a 30 días de salario hasta 20 mensualidades.

Unicaja mantiene su oferta para los mayores de 63 años en un pago de 20 días de salario por año trabajado (hasta 12 mensualidades) y ha decidido incluir en el ERE a los empleados que tengan 56 años a 31 de diciembre de 2021, que podrían dejar el banco con una indemnización de cuatro veces el 50% del salario anual, hasta un máximo de 120.000 euros.

Siguen fuera del proceso los trabajadores de entre 50 y 55 años, que sin embargo podrían verse afectados por la movilidad geográfica, aunque preferentemente no será así.

Unicaja también ha incrementado la indemnización por movilidad geográfica. De manera preferente se reubicará en un radio de 25 kilómetros, aunque de no ser posible el traslado sin compensación llegará hasta 75 kilómetros (antes 90).

La indemnización sería de 5.000 euros para movilidad de entre 75 y 151 kilómetros (antes ofrecía 3.000) y de 9.000 euros si la movilidad es de entre 152 y 300 kilómetros (antes 6.000). En los casos en los que la movilidad superase los 300 kilómetros, el banco indemnizaría con 12.000 euros (frente a la propuesta de 700 euros de ayuda a la vivienda durante un año).

Por otro lado, ha presentado la nueva figura de gestor remoto, con un tope del 15% de la plantilla y de adhesión voluntaria que se añadiría a las personas que ya tienen jornada singular.

Según informaron los sindicatos, el periodo de ejecución del ERE se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2021 y, aunque se pretende el criterio de voluntariedad, se utilizará para las salidas forzosas el criterio de competencia si los excedentes no se cubren de manera voluntaria.

SE MANTIENEN LAS MOVILIZACIONES

La representación sindical considera que esta mejora de condiciones ofrecida por el banco no es suficiente, por lo que está llevando a cabo una concentración ante la sede de Unicaja en Málaga.

CCOO ha avisado de que las condiciones para llegar a un acuerdo son la retirada de las causas económicas y productivas, la voluntariedad como único criterio de adscripción a las medidas y la ampliación del colectivo incluido en las prejubilaciones voluntarias “en condiciones económicas incentivadoras como ha ocurrido en otras entidades del sector”.

Asimismo, reclama la reducción del número de excedentes teóricos en aquellas provincias donde no haya plantilla suficiente para acogerse a una prejubilación voluntaria y la renuncia de la entidad a la movilidad geográfica obligatoria, así como a la modificación de los horarios de convenio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí