Manifestación recorriendo las calle de Ponferrada. César Sánchez (ICAL)
-Publicidad-

Los sindicatos consiguen sacar a la calle en Villablino a más de un millar de personas en protesta por el “abandono absoluto” del valle de Laciana

D. Álvarez / ICAL

Varios cientos de personas secundaron esta tarde la manifestación convocada en Ponferrada por las organizaciones sindicales CCOO, UGT y USO, bajo el lema ‘Yo paro x el Bierzo’. Tras el seguimiento desigual de los paros convocados durante la mañana, la ciudadanía también respondió de forma tímida a una marcha que arrancó en la plaza de Lazúrtegui y que finalizó en la plaza del Ayuntamiento con la asistencia de unas 2.000 personas, según las organizaciones convocantes, cifra que las fuerzas y cuerpos de seguridad rebajan por debajo del millar.

Entre los que encabezaron la marcha, los líderes sindicales reclamaron a los políticos con responsabilidades en las diferentes administraciones públicas que cumplan con sus promesas para devolver a la comarca el papel de “referente industrial” que tuvo en el pasado y apelaron a la necesidad de alzar la voz durante el proceso de elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y de los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC).

En ese sentido, el secretario comarcal de CCOO, Ursicino Sánchez, subrayó que las razones de la ciudadanía de la comarca para acudir a la manifestación son “de sobra conocidas” y mencionó las “infraestructuras pendientes” o la “cada día peor” situación económica y laboral del Bierzo. “Juntos lo conseguiremos”, apuntó Sánchez, que apeló al carácter “emprendedor y luchador” de los bercianos.

Por su parte, el responsable comarcal de UGT, Omar Rodríguez, lamentó la escasa asistencia a la manifestación aunque destacó que “las batallas que no se dan son las que se pierden”. “El número de personas es importante, pero más importante es la reivindicación”, señaló Rodríguez, que subrayó que “protestando en los bares, las paradas de los autobuses y las colas del banco es muy difícil conseguir cosas”.

Hacerse ver y oír.

En la misma línea, el representante de USO, Gabriel Garnelo, recalcó que “esto es una cuestión de todos” e instó a la ciudadanía a “hacerse ver y hacerse oír” para conseguir que las distintas administraciones públicas cumplan sus promesas con una comarca “denostada desde hace muchos años”.

Además de los representantes sindicales, la marcha contó con la asistencia del presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, del alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, y de representantes de los diferentes grupos políticos en el Ayuntamiento de la capital berciana. Al inicio de la manifestación el regidor calificó de “desalentador” el panorama de la protesta. “No se ve mucha gente aquí, no sé si hemos perdido el espíritu crítico, si nos conformamos y no somas capaces de protestar”, reflexionó.

Al respecto, lamentó la existencia de una “ciudadanía pasota” y de unos sindicatos que no cuentan con el poder de convocatoria de antaño. En esa línea, consideró que la situación de la comarca es una cuestión de “responsabilidad compartida” entre las administraciones, los empresarios y las organizaciones sindicales.

Preocupación.

Aunque admitió sentir “preocupación” por el futuro de la ciudad, Ramón subrayó que “la situación no es tan caótica como se manifiesta” y apuntó que “existen motivos para la esperanza”, como las inminentes obras que darán vida al proyecto La Térmica Cultural. “No es lo ideal, hay que aspirar a mucho más”, reconoció el alcalde, que valoró, no obstante, que “mientras unos se dedicaban a aniquilar todo lo que tenía que ver con Ciuden, el actual Gobierno empieza a dar pasos en dirección al futuro”,

En representación del PP, la vicesecretaria general de los ‘populares’ en la provincia, Beatriz Coelho, apuntó que “no todas las administraciones son iguales” y destacó que la inversión de la Junta en la comarca asciende a 210 millones de euros para la puesta en marcha de cinco proyectos industriales que crearán 1.300 puestos de trabajo directos y más de 3.000 indirectos. Por contra, destacó Coelho, las inversiones del Gobierno en los PGE son “prácticamente cero euros” en lo que respecta al Bierzo.

Respuesta multitudinaria en Laciana

La manifestación de Ponferrada tuvo su réplica en Villablino, donde los sindicatos lacianiegos consiguieron sacar a la calle a más de 1.000 personas para protestar contra el “abandono absoluto” de las administraciones hacia el valle de Laciana y contra el círculo vicioso que une despoblación y pérdida de servicios en el territorio, una situación que definieron como “la pescadilla que se muerde la cola”.

Al respecto, el responsable comarcal de UGT, Antonio Fernández, señaló que las principales demandas de la ciudadanía lacianiega pasan por mejorar las vías de comunicación con Ponferrada y León y con favorecer el asentamiento de pequeñas industrias. “No vamos a pedir que llegue otra MSP con 5.000 empleos”, apuntó Fernández, en referencia a la emblemática empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada, protagonista del despegue industrial de las comarcas del Bierzo y Laciana durante gran parte del siglo XX.

Por su parte, el responsable de CCOO en Laciana, Víctor Lastra, se mostró orgulloso de la respuesta mostrada por la ciudadanía del valle ante la “dejadez” de las administraciones, a las que acusó de dejarles “con el culo al aire”. Según Lastra, tras el cierre de las minas y los incumplimientos de las promesas sobre las alternativas económicas que acompañarían a la Transición Justa, los vecinos muestran su “hartazgo” con la esperanza de que “las administraciones tomen constancia”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí