Todos sabemos que la unión hace la fuerza y en el caso de ‘luchar’ contra las inclemencias del tiempo no iba a ser menos. Por ello cada año las diferentes administraciones trazan un plan de vialidad invernal para marcar el operativo, el cual debe ser eficaz y que minimice el impacto de los temporales de nevadas.

En el ámbito de la provincia de Palencia, el operativo cuenta con 91 profesionales en el área de carreteras de titularidad autonómica, de los cuales 42 corresponden a las actuaciones en la autovía A-231 (León – Burgos) y 49 al resto de la Red de titularidad autonómica de la provincia de Palencia, todos ellos encargados de labores de vigilancia, prevención, limpieza y dirección de campaña. Dichas tareas consisten en tratamientos antihielo, retirada y despeje de la nieve, información del estado de puertos y carreteras.

La Red de Carreteras de la Junta de Castilla y León dispone de 26 máquinas, (3 fresadoras y 23 máquinas quitanieves). De las 26 máquinas, 10 unidades están destinadas a atender la autovía A-231 y 16 al resto de la red. Hay que tener en cuenta que la red de carreteras autonómicas de Palencia supone 1.480 kilómetros, un 50% de la totalidad de la red de carreteras de toda la provincia. Además, todas las quitanieves llevan instaladas GPS, a través de los cuales se puede conocer la ubicación exacta y el recorrido que realiza cada uno.

A esta maquinaria hay que añadir 24 vehículos, 6 furgones, 2 retroexcavadoras y 2 palas cargadoras.

ALMACENES FUNDENTES.

Los almacenes de fundentes proporcionan un aprovisionamiento total de 3.140 toneladas (1.210 en la autovía A-231 y 1.930 para el resto de la red), a los que habría que unir los del Estado, la Diputación Provincial y los ayuntamientos.

Los centros de aprovisionamiento de fundentes de la red (14 silos y 5 zonas de acopio) se distribuyen en 10 silos y 3 zonas de acopio de fundente situados en Cervera de Pisuerga, Guardo, Nestar, Saldaña, Herrera de Pisuerga, Carrión de los Condes, Reinoso de Cerrato y Palencia. A éstos hay que unir los 4 silos y 2 puntos de acopio (ubicados en Sahagún y Sasamón) de la autovía A-231 León-Burgos.

En esta campaña también se ha instalado una señal informativa de ‘Puerto de Montaña’ en Piedrasluengas, compuesta por tres paneles de mensaje variable y módulo de software que recibe mensajes SMS emitidos desde un móvil para informar en tiempo real del estado de la carretera, sustituyendo al cartel con el cambio manual de los paneles informativos.

Desde el área de Medio Natural se cuenta con la colaboración de 65 agentes medioambientales y celadores.

En el área de Protección Civil se dispone en el ámbito regional de un helicóptero, tres vehículos para el grupo de rescate y salvamento y seis vehículos para la unidad de apoyo logístico de emergencias.

En el dispositivo especial ante el riesgo de inclemencias, se podrán movilizar todos los recursos sanitarios, el Complejo Asistencial Universitario de Palencia, los 20 centros de salud, puntos de atención continuada, 3 helicópteros sanitarios para toda Castilla y León, 3 soportes vitales avanzados (UME), 10 soportes vitales básicos y otras 36 ambulancias convencionales y colectivas.

A este amplio dispositivo hay que sumar la colaboración de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Agencia de Protección Civil e Interior, aportando todos los canales de información, así como la red de alojamientos residenciales, centros educativos y culturales, pabellones deportivos y de ocio, así como los albergues que puedan ser susceptibles de utilización en caso de emergencia.

Además, en caso de necesidad, podrá contar con la colaboración de 102 voluntarios de Protección Civil, integrados en las 6 asociaciones y agrupaciones existentes en estos momentos en Palencia.

La campaña afecta de forma transversal a prácticamente todas las áreas de la Junta para actuar de una forma coordinada ante las situaciones de riesgo asociadas a los fenómenos meteorológicos adversos, y especialmente, las nevadas: desde el conocimiento de las rutas de transporte escolar afectadas y los alumnos que no pueden acudir a sus centros educativos, localidades donde residen pacientes con necesidad de asistencia en materia de hemodiálisis u oxigenoterapia, estado del acceso a los centros de salud,… Precisamente, con este diseño se pretende minimizar los efectos negativos que puedan producirse, mejorando la adopción de las medidas de respuesta y proporcionando una adecuada asistencia y protección al ciudadano.

El delegado de la Junta ha presidido la reunión de coordinación, que se ha celebrado con el alcalde de Palencia, el subdelegado del Gobierno, representantes de diferentes ámbitos de la Junta de Castilla y León, representantes de la Diputación Provincial, alcaldes de los principales ayuntamientos afectados de la zona norte de la provincia y representantes de las empresas prestadoras de servicios de transporte. El dispositivo es de ámbito regional, de forma que la totalidad de efectivos, tanto recursos materiales, como recursos humanos, están disponibles para paliar los efectos de los riesgos invernales, principalmente, las nevadas.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí