El Museo Territorial aúna la riqueza patrimonial de Paredes de Nava, Becerril de Campos, Cisneros y Fuentes de Nava

El Museo Territorial ‘Campos del Renacimiento’, que se extiende por cuatro municipios y cinco sedes, ha abierto este viernes sus puertas tras tres años de «intenso trabajo» con el objetivo de poner en valor los recursos no deslocalizables de la provincia de Palencia.

El acto inaugural ha tenido lugar en la iglesia de Santa Eulalia del municipio palentino de Paredes de Nava y que ha contado con la participación del alcalde paredeño, Luis Calderón; la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén; el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, el obispo de Palencia, Manuel Herero, y el secretario de la Fundación Edades del Hombre, Gonzalo Jiménez.

El Museo Territorial Campos del Renacimiento cuenta con el sello de calidad de las Edades del Hombre, cuya fundación ha elaborado el itinerario expositivo y se encargará de su gestión.

Campos del Renacimiento es un proyecto cultural de la Diócesis de Palencia, gestionado por la Fundación Las Edades del Hombre, que nace en el año 2018 por iniciativa de los alcaldes y párrocos de las cuatro localidades que albergan sus cinco sedes: Paredes de Nava, Becerril de Campos, Cisneros y Fuentes de Nava.

Su puesta en marcha ha sido posible gracias al trabajo conjunto de la Diócesis de Palencia y de la Diputación de Palencia, una colaboración que ha contado con el apoyo de la Junta de Castilla y León y de la Fundación Edades del Hombre.

El pasado mes de marzo, Diócesis de Palencia y Diputación de Palencia firmaron un convenio para 2021-2023 que permite la gestión del museo para los próximos años. Un acuerdo por importe de 325.000 euros aportados por la institución provincial y que se unen a la inversión de 1,3 millones de euros llevada a cabo para la restauración y adecuación de los templos a la oferta expositiva. Una inversión aportada en su mayor parte (62 por ciento) por la Diputación de Palencia (800.000 euros), con la cooperación de la Junta de Castilla y León (400.000 euros, 31 por ciento del total) y la Diócesis de Palencia, que ha invertido 100.000 euros (el ocho restante) y que es quien cede los templos y todas las obras de arte de su propiedad.

Campos del Renacimiento nace de la unión de los museos parroquiales de Becerril de Campos, Paredes de Nava, Cisneros y Fuentes de Nava en un itinerario expositivo singular que supone ordenar un inmenso catálogo artístico renacentista de incalculable valor.

 

 

CINCO ETAPAS

Esta fusión en un museo territorial supone un recorrido de unos 50 kilómetros que nos lleva a cada una de las cinco etapas que configuran las cinco iglesias sedes del museo territorial: la iglesia de Santa María, en Becerril de Campos; Santa Eulalia, en Paredes de Nava; las iglesias de San Pedro, por un lado, y San Facundo y San Primitivo, por otro, en Cisneros; y, por último, la iglesia Santa María, en Fuentes de Nava. Localidades donde nacieron, vivieron y trabajaron en sus talleres algunos de los protagonistas de este museo, figuras fundamentales para entender el nacimiento y evolución del Renacimiento en España.

De forma excepcional y con motivo de su apertura al público, este sábado y domingo, 12 y 13 de junio, el museo abrirá sus puertas de forma gratuita a los vecinos de las cuatro localidades que albergan las cinco sedes de Campos de Renacimiento. Por motivo de aforo, las visitas se realizarán en grupos y por orden de reserva en los puntos de atención al público de cada iglesia, en el correo electrónico info@camposdelrenacimiento.com y a través del teléfono de reservas 654 105 711.

En su intervención, Calderón ha recordado que cuando se inauguró el Museo de Santa Eulalia, el párroco cofundador, Alejandro de Luis, dirigió una carta al consejo Económico y Sindical de Palencia, en la que «no sólo hablaba de los tesoros artísticos de Paredes», sino que «también se refería a Becerril, Fuentes de Nava y Cisneros», que decía que «en esta zona se localiza la que seguramente sea la mayor concentración de arte sacro de España» y que era necesario «intervenir desde los distintos organismos para que los visitantes pudieran acercarse y conocerlos». «Un deseo que se ha materializado hoy», ha añadido.

Por su parte, el secretario de la Fundación Edades del Hombre, Gonzalo Jiménez, espera que este museo territorial «no sea sólo un éxito», sino que se convierta «en un modelo de gestión exportable a otros territorios y otras diócesis». Un modelo a seguir «sin perder la vista a su sentido originario» y que constituya «un producto turístico de primer orden».

Asimismo, ha señalado que uno de los problemas más graves que tiene el futuro del patrimonio «es la aplicación de la ley», por lo que «se ha de buscar o hacer que «la ley busque en sus contextos o entornos las salidas necesarias para que los edificios tengan una vida nueva y sean sostenibles en el tiempo».

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén ha afirmado que ‘Tierras del Renacimiento’ es una de las iniciativas con las que la Institución Provincial quiere «poner en valor los recursos no deslocalizados de la provincia de Palencia», ya que la Diputación siempre ha creído en el aprovechamiento de los recursos naturales y patrimoniales como motor de desarrollo.

«Un logro que surge de abajo a arriba en el que las administraciones tenemos que cumplir con nuestro valor sobre el interés público que es ayudar y dar soporte a esas iniciativas territoriales que parten de él y son para él», ha apuntado, y más «después de una crisis sanitaria en la que concepto de renacer pasa por poner en valor esa marca Palencia que representa a la provincia y la diferencia de todas las demás».

 

 

OPORTUNIDAD DE DESARROLLO

Por su parte, el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, ha apuntado que se trata de «acercar la iniciativa espiritual, histórica monumental y paisajística» de estas tierras con una actuación que va a suponer «una oportunidad para el desarrollo territorial, así como revalorizar y visibilizar aún más esta zona y promocionarla».

Por último, el obispo de Palencia, Manuel González ha defendido que «lo que mueve a la Iglesia para presentar el arte no es un afán de exhibición», tampoco solo un motivo turístico y económico, sino que lo que le mueve fundamentalmente es un anhelo evangelizador.

«Dios quiere que sus hijos y sus hijas vivamos dignamente y en fraternidad, y eso es lo que también quiere la Iglesia apoyando este proyecto, promover esta tierra nuestra de Tierra de Campos y las demás tierras de nuestra provincia y diócesis, para que los que aquí vivimos lo hagamos con dignidad, en plenitud de derechos y abiertos a los demás hombres y mujeres de Castilla y León, España, Europa y del mundo entero», ha añadido.

El acto ha terminado con una minuto de silencio por los últimos casos de violencia vicaria y de género en Tenerife y Sevilla, tras lo que Manuel Herrero ha animado a los presentes a rezar un Padre Nuestro por el alma de las fallecidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí