-Publicidad-

El Ayuntamiento de Ampudia acaba de aprobar una Ordenanza que grava a las empresas distribuidoras de energía

Ampudia quiere que las empresas energéticas le paguen. Que sean ellas quienes dejen euros en la cuenta corriente municipal y no al revés. O al menos que no siempre sea así.

Y lo hará con una Ordenanza que acaba de aprobar de forma definitiva y que gravará la instalación de elementos necesarios para la distribución de electricidad y otras fuentes de energía.

Según explica a Palencia en la Red el alcalde de Ampudia y diputado provincial por el PSOE, José Luis Gil, esta era una posibilidad “que habíamos visto en otros municipios”. Por ello, la localidad palentina de los Alcores ha dado los pasos necesarios para reclamar una tasa a las eléctricas por el uso de su municipio para hacer llegar la energía a otros puntos. Una especie de portazgo o peaje por el uso de sus tierras, sus montes y su horizonte.

Bienes públicos

Según Gil, “no es por los parques eólicos que hay en la localidad, sino por las líneas de distribución de electricidad, que tenemos muchos vuelos en los montes municipales”. Porque la tasa se aplicará al uso privativo del “dominio público local”. Esto es, a la instalaciones que afecten a  “todos los bienes de uso, dominio público o servicio público que se hallen en el término municipal, así como los bienes comunales o pertenecientes al común de vecinos”. De esta forma, no se cobrará si una línea pasa por encima del campo de un particular, o si una pilona queda anclada en medio de la tierra privada.

Porque la tasa que se aplicará a “Instalaciones de transporte de energía con todos sus elementos indispensables que a los meros efectos enunciativos se definen como cajas de amarre, torres metálicas, transformadores, instalaciones o líneas propias de transporte o distribución de energía eléctrica, gas, agua u otros suministros energéticos, instalaciones de bombeo y demás elementos análogos que tengan que ver con la energía y que constituyan aprovechamientos o utilizaciones del dominio público local no recogidos en este apartado”. Igualmente, estarán sujetas a esta nueva ordenanza municipal las instalaciones de transporte de gas, agua, hidrocarburos y similares, en cuanto que toquen terrenos municipales.

La Ordenanza se ha hecho pensando en las eléctricas, pero también en el futuro que pueda haber un gaseoducto o un oleoducto”, indica Gil, quien asegura que ya se habían puesto en contacto con empresas como Red Eléctrica Española, principal distribuidora de la energía eléctrica de alta tensión, “pero lo primero que se tiene que tener es una Ordenanza”, reconoce el regidor.

Las tasas

Lo que no cuantifica Gil es cuánto es el terreno municipal afectado. Ni cuanto se espera recaudar Ampudia con esta nueva Ordenanza. Lo que sí está estipulado, por ejemplo es una tasa por metro lineal para una gran línea de alta tensión de 12,30 euros, o de 0,55 en el caso de las más pequeñas.

En cuanto a las canalizaciones de gases o hidrocarburos, la tasa a pagar queda establecida, por cada metro lineal, de los 1,23 euros para una tubería de hasta 4 pulgadas a los 12,30 de una de entre 10 y 20 pulgadas. Si lo que se trata es de un depósito o estación de impulsión de más de 10m3, el ingreso municipal llega a los 794 euros.

Para las canalizaciones de agua, la tarifa será notablemente inferior, partiendo de 78 céntimos el metro para una tubería de 10 cm de diámetro, hasta el 1,71 euros, para las de diámetro superior a 50 centímetros.

“Puede ser una nueva fuente de ingresos para el pueblo y que, además, es de carácter anual”, concluye José Luis Gil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí