Este es el modelo de parada que se va a exportar a todo el sistema de transportes. La detención del vehículo se realiza en los carriles de circulación.
-Publicidad-

La remodelación, por 600.000 euros, de 112 paradas de autobuses para mejorar su accesibilidad llevará a los vehículos a cargar y descargar viajeros ocupando los carriles de circulación

El Ayuntamiento de Palencia, con el dinero que recibirá por parte de Europa en los Fondos Next Generation y vinculada a la creación de una zona de bajas emisiones en el centro de la ciudad pretende dar un impulso al transporte público municipal, con la adaptación de las actuales paradas de autobuses urbanos para que sean más accesibles: Para ello se cambiarán en su aspecto funcional, de forma que es amplíen, por ejemplo, las aceras. “Con estas actuaciones se pretende fomentar, proteger y garantizar la accesibilidad y el uso de bienes y

servicios de la ciudad a todas las personas, en concreto, a las que tengan algún tipo de discapacidad, ya sea física, psíquica o sensorial, de carácter permanente o temporal, y la conservación del medio ambiente”, detalla el proyecto.

Lo que se hará será seguir el mismo modelo que se ha implantado, por ejemplo, en la avenida de Cardenal Cisneros o en Casado del Alisal, donde los autobuses ya no tienen un apartadero donde, al mismo tiempo, refugiarse y a la vez no interferir en la circulación. Porque la parada se hace en el propio carril de circulación.

Ejemplo de la situación actual de una parada (rojo) y como quedará tras la actuación (amarillo).

112 paradas de autobús

Y ese modelo es el que se pretende extender a toda la ciudad. A 112 de las 126 paradas existentes en Palencia. Se salvan las cabeceras de línea y las que ya han aplicado esta modalidad.

“Las obras contempladas en dicho proyecto, consisten en la ampliación de las zonas destinadas a paradas de autobús urbano situadas en la ciudad de Palencia, mediante la elevación desde la cota del vial hasta la cota de la acera de la zona destinada al estacionamiento de estos, otorgando una dimensión de 11 metros lineales (en función de las características de cada parada) a las nuevas paradas, reponiendo el pavimento y actualizando este a la normativa de accesibilidad correspondiente, así como la correspondiente remodelación del pavimento y mobiliario propio o adyacente si fuera necesario”.

En otras palabras. El apartadero de los autobuses se rellenará con acera, de forma que los autobuses puedan parar de forma totalmente tangencial a la acera, con un lineal de 11 metros. Los autobuses urbanos de Palencia tienen entre 9 y 13 metros aproximadamente.

A ras y pegados a la acera

Este cambio lo que pretende es acabar con las paradas en las que los autobuses, por la configuración del refugio o por la presencia de otros vehículos o contenedores es así porque, no pueden acercarse lo suficiente a la acera, provocando las personas con peor movilidad tengan que bajar de la acera para luego subir al autobús, cuando en principio, autobús y acera están casi a la misma altura.

Esta remodelación se aprovechará para cambiar las baldosas junto al borde de acera, por otras amarillas, con puntos grandes, como advertencia para personas con discapacidad visual.

Con todo, los autobuses urbanos de Palencia cuando paren para carga o descargar viajeros ocuparán en su totalidad un carril de circulación, aunque actualmente en la práctica, en casi todas las paradas ya ocurre así, porque esos apartaderos no son suficientes para maniobrar los autobuses y librar la circulación.

Se acmbiará el suelo de las paradas, con la inclusión de baldosas amarillas con ‘botones’ para personas con problemas de visión.

Relleno de grandes paradas con aceras

El problema se da en determinadas paradas con una alta circulación de autobuses urbanos y de línea y un alto nivel de ocupación de la vía por parte de otros vehículos. Por ejemplo, la parada de la Fábrica de Armas, donde además de los urbanos también paran los de La Regional en servicio a Valladolid o a los pueblos del sur de la provincia.

Pues en esta parada, tanto la de Fábrica de Armas como la de Rabí Sem Tob se llenar con acera todo el espacio que ocupa ahora el apartadero y los autobuses deberán parar en el carril de la derecha para efectuar su parada. Estas dos paradas gemelas serán las que tengan una actuación más cara, por encima de los 14.000 euros cada una.

Lo mismo ocurrirá, por ejemplo, en las paradas de El Vial, a pesar de que hay espacio suficiente para que los autobuses en las zonas de aparcamiento, que ahora se rellenarán con acera para que el autobús pare en la calzada.

Algunos cambios.

No en todos los casos desaparecen debajo de nuevas baldosas todo el espacio actual disponible para el apartado de los autobuses. Hay algunos casos en los que, debido a que se mueve la parada unos metros donde ya hay acera junto a la calzada, ese espacio de la antigua parada se usará para zonas de carga y descarga o, como ocurrirá en la parada el principio de la calle Colón, ese espacio se usará para aparcamiento de motos.

Estas obras, que tienen un presupuesto total de 600.000 euros se aprovecharán también para cambiar alguna parada algo más que ligeramente. Por ejemplo, la de la avenida de Simón Nieto, en la línea 1 en sentido san Antonio. Puesto que ahora para junto a la Comisaría de Policía, y dado que por motivos de seguridad no se debe parar allí ningún vehículo, la parada se hará antes de la manzana de la Comisaría, dando así un servicio más directo a la estación de autobuses. Eso sí, perdiendo entre tres y cuatro plazas de aparcamiento frente al bar Ciudadela.

Se acercará entonces a la antigua parada de la línea A/1, en Jardinillos, frente al palomar. Parada que se retiró hace años al detenerse el autobús en medio de la calzada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí