La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; el Jefe Superior de Policía de Castilla y León, Juan José Campesino; el nuevo jefe provincial de la Policía Nacional de Soria y el el Subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre entre otro cargos, durante el minuto de silencio por la mujer asesinada en Palencia.

La delegada del Gobierno en Castilla y León traslada sus condolencias a los dos niños que ayer se quedaron huérfanos en Palencia a consecuencia del tercer asesinato machista

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, reivindicó hoy que en el ámbito de la violencia de género no cabe el “negacionismo ni retrocesos ”, y llamó a la unidad de la sociedad para rechazar los asesinatos de  mujeres como el ocurrido ayer en Palencia.

“Hoy es un día triste para la sociedad. Ayer tres mujeres fueron asesinadas por violencia machista en España y, ante ello, no cabe el negacionismo. Solo cabe el rechazo y la tolerancia cero”, insistió.

En este sentido, señaló el “daño que provoca el negar la violencia de machista, ya que abre brechas en una sociedad que no puede admitir un “paso atrás” cuando “cada día vive desgarrada por el luto”.

Barcones, que participó hoy en la toma de posesión del nuevo comisario de la Policía Nacional en Soria, Francisco Moñuz y en el minuto de silencio que se guardó en memoria de la palentina asesinada frente a la Subdelegación del Gobierno en Soria, mostró sus condolencias a los dos hijos de dos y siete años que desde ayer se quedaron huérfanos por la “barbarie” de un hombre que, un día, dijo querer a Raquel y después le asesinó.

La delegada del Gobierno destacó que la Policía Nacional “a raíz de las pruebas forenses” le confirmaron que la palentina pasaba a engrosar la lista de mujeres asesinados por violencia machista, la tercera en lo que va de año en Castilla y León. “El primero fue en Soria, el segundo en Valladolid y lamentablemente se confirma el tercero”, indicó para reseñar que es necesario acabar con esta lacra.

Asimismo, hizo un llamamiento a las mujeres que son víctimas de violencia machista, e insistió en la necesidad de que llamen a los “teléfonos que no dejan rastro” o se lo comunique a alguien para ponerlo en conocimiento de los agentes.  También señaló que el número de denuncias ha aumentado en Castilla y León, algo que es “bueno” porque la violencia “silenciada” sale a la luz.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí