La Junta de Castilla y León ha ampliado hasta el próximo 15 de octubre la convocatoria de ayudas directas a pymes y autónomos con el objetivo de alcanzar un mayor número de beneficiarios para favorecer la recuperación y crecimiento de las empresas de la Comunidad afectados por el impacto económico del coronavirus.

Así consta en la modificación de la Orden EYH/625/2021, de 17 de mayo, de las ayudas directas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado publicada en el Bocyl de este miércoles, 15 de septiembre.

Según explican desde la Consejería de Economía y Hacienda, con esta nueva ampliación se pretende alcanzar “la mayor cobertura posible” de esta línea de subvenciones para que los fondos lleguen “al mayor número de autónomos y empresas” que han sufrido las consecuencias económicas provocadas por la pandemia del COVID-19 en su actividad.

Según recuerdan las mismas fuentes, el Gobierno autonómico ha intentado que el Ejecutivo de España modificara los requisitos para hacer más fácil el acceso a las ayudas.

Expedientes tramitados

Hasta el momento, la Consejería de Economía y Hacienda ha tramitado 11.443 expedientes con una ayuda media solicitada por parte de las empresas de Castilla y León de 20.471 euros que han sido remitidos a la Agencia Tributaria para obtener el correspondiente informe favorable y proceder al pago.

Las mismas fuentes recuerdan también que el pasado 20 de julio, la Junta amplió hasta 570 los sectores susceptibles de ser beneficiarios de las ayudas, lo que supone el 96,6 por ciento de las actividades económicas incluidas en la CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí