CEOE Palencia y AEMPATRA han mostrado su rechazo a la implantación del cobro por uso de las carreteras que ha incluido el Gobierno de España en las medidas remitidas a Bruselas en su Plan de Recuperación y Transformación.

A esta medida se une el encarecimiento de los carburantes lo que podría tener un impacto en los precios. Cuando un transportista vea incrementados los costes por llevar su carga, acabará repercutiendo este incremento en el precio final del producto.

El pago por uso de las autovías es, sobre todo, un problema para la seguridad vial, pero también para los bolsillos de los conductores, que ya contribuyen con unos 30.000 millones de euros a las arcas del estado a través de otros impuestos directos, indirectos y tasas.

El pago por uso de las autovías podría generar que muchos conductores opten por circular por las carreteras secundarias, donde se produce un 78% de los accidentes mortales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí