Los copos de nieve caídos en las últimas horas y el deshielo mantienen cerradas al tráfico seis carreteras de la red secundaria en las provincias de Burgos, León y Salamanca mientras que se necesitan cadenas para circular por otras cinco vías de Castilla y León, según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT) recogidos por Europa Press.

En concreto, están cerradas al tráfico la BU-561 por inundación en Burgos, y los puertos de Lunada (BU-572), Portillo de la Sía (BU-570) u Estacas de Trueba (BU-570) en Burgos, el Puerto de Monteviejo (LE-233) en León y la DSA-191 en Candelario, Salamanca.

En nivel rojo, obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno, se encuentran la CL-629 en Villacomparada de Rueda, BU-562 y BU-561 en Villarcayo, todas ellas en Burgos; el puerto de Las Señales (LE-333) en León y el de la Peña de Francia (SA-203) en Salamanca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí