La práctica totalidad de la red de oficinas y cerca del cien por cien también de las plantillas de Unicaja Banco en Castilla y León se han sumado este viernes a la jornada de huelga convocada por la representación sindical en contra del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que plantea la entidad y que podría afectar a un total de 1.513 trabajadores.

Al igual que en el resto del país, la movilización ha sido secundada de forma mayoritaria y en el caso de Valladolid ha tenido por escenario la Plaza de Zorrilla, frente a las oficinas centrales de la entidad.

El apoyo obtenido ha sido calificado como un “rotundo éxito” por parte del responsable nacional de UGT en la entidad, Rubén Miguel de Andrés, quien ha apuntado que la prueba de ello es que la entidad ha citado a los sindicatos a una reunión a primera hora del próximo martes.

En este sentido, el sindicalista, sostiene que la única forma de desbloquear la negociación pasa por que la empresa “recupere los cabales y retire la obligatoriedad y establezca la voluntariedad tanto en las salidas como los traslados”, en la línea de lo que acordado por otras entidades.

“No pedimos otra cosa que un acuerdo similar al que se está dando en el sector”, ha advertido De Andrés, quien ha aprovechado para pedir disculpas a los clientes de la entidad por el cierre este viernes de las oficinas y agradecer a la ciudadanía en general y a los partidos políticos el respaldo y comprensión demostrados hasta el momento.

En la misma línea, el representante de CESICA en Valladolid, Fernando Cánovas Montoya, ha recriminado a la entidad por plantear el “mayor ERE de la historia, un ERE brutal” pagando de este modo el esfuerzo que la plantilla de Unicaja ha realizado durante la pandemia, poniendo incluso en peligro su vida.

El representante de CESICA, al igual que el anterior, confía en que la empresa recapacite y reciba el mensaje mayoritario enviado este viernes por sus trabajadores y asuma finalmente la voluntariedad tanto de salidas como traslados, condición sine qua non para no volver a la huelga los próximos días 1, 2 y 3 de diciembre, ya autorizados.

PERJUICIO A LOS NÚCLEOS RURALES

“En caso de que no haya avances tendremos que salir a la calle para demostrar la fuerza de una plantilla que no está dispuesta al atropello que está sufriendo”, ha anunciado el sindicalista, quien ha lamentado también que el ERE planteado a nivel nacional supondría en Castilla y León el despido de 401 empleados, de ellos 97 en Valladolid, y el cierre en esta última provincia de unas 14 de sus 33 oficinas, “con lo que los más perjudicados serían los núcleos rurales”.

Concentraciones de idéntico tenor que en Valladolid se han desarrollado en otras capitales de Castilla y León, como en Burgos, donde una treintena de personas se ha congregado a la 12.00 horas delante de la oficina que el grupo financiero posee en la avenida del Cid bajo gritos de ‘no al ERE de Unicaja’.

Portando banderines de CESICA, CCOO y UGT, los manifestantes han mostrado su rechazo al desmantelamiento de la entidad en la provincia, a la vez que han reivindicado garantizar los puestos de trabajo.

En Salamanca, a las puertas de la oficina principal de la entidad bancaria en la provincia, en la que fuera sede central de Caja Duero, se han concentrado unas 150 personas, según datos aportados por fuentes policiales, junto a unas dependencias que han estado cerradas al público, al igual que el resto de oficinas de la provincia, tal y como han asegurado representantes sindicales durante la concentración.

Prácticamente la totalidad de los 60 empleados de Unicaja Banco en la provincia de Soria ha secundado la huelga convocada por los sindicatos con representación en la entidad.

Según estos sindicatos, la convocatoria se ha debido a “la falta de voluntad negociadora manifestada por los representantes de la entidad bancaria y que se traduce en unos planteamientos que los representantes sindicales se niegan a aceptar porque suponen una grave pérdida de derechos”.

Por ese motivo, y además de la huelga, unos 30 empleados se han concentrado a las 12.00 de este viernes en la sede central de Unicaja en Soria.

Más de medio centenar de trabajadores de Unicaja de la provincia de Palencia se han concentrado a las puertas de la oficina central de la capital palentina, ubicada en la calle Mayor, para protestar por una medida que en esta provincia conllevaría el cierre del 70 por ciento de las oficinas y 33 despidos, un tercio de la plantilla, lo que supondrá un “peor servicio a los clientes”.

Según han apuntado los sindicatos el seguimiento de la huelga en la provincia ha sido “altísimo”, con el cierre del cien por cien de las oficinas. Respecto a los despidos, se han marcado como línea roja la voluntariedad tanto en las en las salidas como en la movilidad geográfica. Además, no entienden la postura de la empresa al haber dado beneficios.

Además, una treintena de trabajadores de Unicaja de Ávila se ha concentrado ante la oficina en la capital en una jornada de huelga donde las sucursales han permanecido cerradas. Los empleados en la provincia de Ávila son 42, de los 72 de hace unos años, y han denunciado que el banco quiere cerrar tres de las siete oficinas que quedan en funcionamiento.

En torno a otra treintena de trabajadores de Unicaja Banco se ha concentrado ante la sede central de Zamora, situada en la calle Santa Clara de la capital, para protestar contra los cierres y la reducción de puestos que plantea el ERE de la entidad financiera.

Los asistentes han subrayado el cierre del cien por cien de las oficinas y el parón de todos los empleados durante la jornada de huelga, por lo que han reivindicado el éxito de esta medida.

Los datos que han trascendido en el caso de la provincia hablan de la eliminación de doce oficinas y despachos y de la supresión de 35 puestos de trabajo.

En el caso de León, la primera jornada de huelga se ha saldado con una participación en la misma del 100 por cien de empleados de la provincia, según han indicado fuentes sindicales.

Ante la oficina de la avenida Ordoño II se han concentrado algo más de un centenar de personas, que han vuelto a reclamar porque se flexibilice la negociación con la empresa en el ERE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí