Además, se suspende la limitación de 25 personas en espacios de culto, fijando la asistencia máxima a un tercio del aforo

La Junta de Castilla y León ha decidido esta mañana flexibilizar algunas medidas restrictivas dada la evolución positiva en la cifra de contagios y ha levantado el cierre perimetral provincial, aunque se mantiene el autonómico, al tiempo que amplía el aforo en los lugares de culto.

Estas modificaciones entrarán en vigor desde las 00.00 horas del próximo sábado, al dejar sin efecto el Acuerdo del pasado 15 de enero que establecía esta limitación.

Estas nuevas circunstancias se podrán modular, flexibilizar o suspender con el alcance y ámbito territorial que se determine en función de la evolución de los indicadores sanitarios y epidemiológicos de cada momento.

En concreto, como ha avanzado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, se trata de medidas que corresponden al presidente, Alfonso Fernández Mañueco, como autoridad delegada y, a la vista de la evolución de los datos, se ha decidido relajar algunas de las medidas.

Así, se podrá viajar entre provincias de la Comunidad aunque no se podrá salir ni entrar en Castilla y León sin justificación y se elimina el tope de 25 personas en templos para limitar el aforo a un tercio.

Ante el actual escenario de la situación epidemiológica de Castilla y León, y según las estimaciones sanitarias, el acuerdo firmado por el presidente de la Comunidad esta mañana, establece la conveniencia de ponderar la intensidad de las medidas relativas a las limitaciones en espacios de culto, estableciendo parámetros que equilibren esas restricciones en función de la dimensión de esos lugares, y se fija la posibilidad de alcanzar un tercio del aforo.

En cualquier caso, siempre se deberá cumplir con las medidas de higiene y control precisas, establecidas en el acuerdo 76/2020, de 3 noviembre que recoge los siguientes aspectos:

  • Diariamente deberán realizarse tareas de limpieza y desinfección de los espacios dedicados al culto y de manera regular se reforzará la desinfección de los objetos que se tocan con mayor frecuencia, así como las tareas de ventilación.
  • Se organizarán las entradas y salidas para evitar aglomeraciones de personas en los accesos e inmediaciones de los lugares de culto.
  • Se pondrá a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, debidamente autorizados y registrados, en lugares accesibles y visibles y, en todo caso en la entrada del lugar de culto. Dichos dispensadores deberán estar siempre en condiciones de uso.
  • No se permitirá el uso de agua bendecida y las abluciones rituales deberán realizarse en casa.
  • Se facilitará en el interior de los lugares de culto la distribución de los asistentes señalizando, si fuese necesario, los asientos o zonas utilizables en función del aforo permitido en cada momento.
  • En los casos en los que los asistentes se sitúen directamente en el suelo y se descalcen antes de entrar en el lugar de culto, se usarán alfombras personales y se situará el calzado en los lugares estipulados, embolsado y separado.
  • Se limitará al menor tiempo posible la duración de los encuentros o celebraciones.
  • Durante el desarrollo de las reuniones o celebraciones se deberá evitar el contacto personal así como tocar o besar objetos de devoción u otros objetos que habitualmente se manejen.
  • Por último, en el caso de actuaciones de coros durante las celebraciones, estos deberán situarse a más de 4 metros de los asistentes y mantener distancias de seguridad interpersonales entre los integrantes, así como usar la mascarilla en todo momento.

 

ACTUALIZACIÓN DATOS COVID

Castilla y León suma 474 nuevos casos confirmados de COVID-19, lo que sitúa la cifra global hasta la fecha en 208.422, al tiempo que registra 29 nuevas víctimas mortales, todas ellas en hospitales, así como un total de 25.824 altas médicas, de ellas 172 nuevas, según los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad y recogidos por Europa Press.

Las estadísticas publicadas este jueves registran 29 fallecimientos en los hospitales de la Comunidad, lo que eleva hasta 5.232 la cifra total de defunciones en estos centros.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 679 y los casos positivos a ellos vinculados asciendan a 4.068. De ellos, Ávila contabiliza 45 –nueve menos–; Burgos, 82 –dos menos–; León, 84 –ocho menos–; Palencia, 26 –uno menos–; Salamanca contabiliza 158, 17 menos; Segovia 81, diez menos; Soria 69, seis menos; Valladolid en 109 –cinco más– y Zamora 25, seis menos.

En total, se han diagnosticado ya en la Comunidad 208.422 positivos en COVID-19 en los distintos tipos de pruebas, después de que se hayan sumado 474 en la última jornada. De esa cifra total, 201.624 positivos han sido confirmados en test PCR y de antígenos.

LEÓN A LA CABEZA, CON 108 NUEVOS POSITIVOS

Por provincias, León es la que más positivos ha notificado en esta jornada, con 108 casos y un total de 36.316; Burgos ha sumado 82 para un total de 30.160; le siguen Salamanca, con 74 y 29.484; Valladolid, con 67 y un total de 47.032; Ávila, con 47 y 11.787; Soria, con 33 y 8.509; Segovia, con 25 y 15.200; Palencia, con 24 y 17.394; y Zamora, con 14 y un total de 12.540.

Respecto al número de fallecidos en hospitales con diagnóstico COVID, la cifra total es de 5.232, 29 más que ayer. La mayor parte se registra en la provincia de León con 1.073 –siete más–, le sigue Valladolid con 1.030 –siete más–; a continuación figura Salamanca con 786 –tres más–; Burgos con 644–los mismos–; Zamora anota 405 –dos más–; Palencia se sitúa en 402 –cinco más–; mientras que Segovia se sitúa en 347, tres más; Ávila registra 308 –los mismos– y Soria alcanza los 237, dos más.

En el caso de las altas hospitalarias, estas suman 25.824, de las que se han computado 6.282 en Valladolid; 4.622 en León; en Burgos 3.403; en Salamanca, 3.563; en Palencia, 1.924; en Zamora, 1.779; en Segovia 1.662; en Ávila, 1.587 y en Soria 1.002.

SIN VÍCTIMAS EN RESIDENCIAS

En cuanto a las residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas, según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades la cifra de fallecidos relacionados con el COVID-19 se sitúa en 4.030 –sin variación– en los 1.214 centros de personas mayores tanto públicas como privadas y centros públicos de discapacidad.

De los fallecidos, 2.925 corresponden a casos de positivos confirmados por COVID-19 y otros 1.105 a fallecidos con síntomas compatibles con el virus, cifra sin cambios desde el mes de junio.

Según los datos facilitados por la Junta, de los 4.030 finados hasta el momento, 2.166 personas han perdido la vida en su residencia o centro, mientras que otras 1.864 lo han hecho en hospitales, sin variación en ninguno de los casos.

Un total de tres residentes sigue aislado con síntomas compatibles con el COVID-19 y 581 se encuentran en esa situación de forma preventiva pero sin síntomas, 59 menos.

En cuanto a los centros bajo la tutela de la Junta de Castilla y León, la cifra de fallecimientos se sitúa en 299, sin variación, de ellos 182 con positivo confirmado, mientras que otros 117 han sido con síntomas compatibles, los mismos.

Además, se encuentran hospitalizados 18 residentes, dos menos, y se eleva a 1.006 el número de los usuarios con positivo en COVID-19 confirmado, uno más que ayer.

Por otro lado, dos residentes se encuentran en aislamiento con síntomas compatibles con el COVID-19, los mismos, mientras que otros 39 permanecen aislados de forma preventiva sin síntomas, dos más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí