El 80% de los enfermeros presentan síntomas relacionados con trastornos musculoesqueléticos

Hasta ocho de cada diez enfermeros presentan síntomas relacionados con trastornos musculoesqueléticos, siendo el dolor de espalda y los dolores en las extremidades superiores los más comunes, según ha advertido el Sindicato de Enfermería (Satse), en el marco de la Semana Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo 2021.

Esta Semana Europea está organizada por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y su red de colaboradores, entre ellos, Satse, y supone uno de los eventos más destacados de la actual campaña ‘Trabajos saludables: Relajemos las cargas’ para prevenir los riesgos laborales que están implicados en la aparición de trastornos musculoesqueléticos que desarrolla este organismo europeo.

Así, en lo que respecta al personal de enfermería y fisioterapeutas de España, Satse ha constatado un incumplimiento reiterado de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por parte de las administraciones sanitarias competentes, lo que está provocando que estos profesionales sanitarios sigan sufriendo distintos riesgos ergonómicos motivados por las condiciones de su entorno laboral que pueden conllevar problemas musculoesqueléticos que conllevan secuelas de distinta gravedad y duración, así como hernias o fracturas.

Satse recuerda que el trabajo de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas conlleva la realización o mantenimiento de posturas forzadas, bipedestación o sedestación prolongada, el manejo manual de cargas, la movilización de pacientes o las tareas repetitivas lo que puede propiciar la aparición de lesiones, tanto físicas como psíquicas, así como trastornos musculoesqueléticos con distinta repercusión.

Todas estas condiciones se traducen en un sobreesfuerzo de los profesionales, más aún cuando el número de pacientes a los que tienen que atender es muy variable y habitualmente excede de una ratio segura para el paciente y el profesional.

Asimismo, la organización sindical incide en que las consecuencias para la salud de los profesionales motivada por este tipo de riesgos conllevan mayores costes para el sistema sanitario debido a las bajas por enfermedad que se producen por los trastornos musculoesqueléticos, así como el tratamiento diferencial de las distintas secuelas que pueden presentar los trabajadores afectados.

Por ello, reclama que los distintos servicios de riesgos laborales realicen las evaluaciones específicas a las que están obligados de cara a una correcta identificación de los riesgos ergonómicos existentes y que centren su actuación en evitar que afecten negativamente a la salud y seguridad de las enfermeras y enfermeros y fisioterapeutas. Asimismo, resultan necesarias medidas a nivel organizativo, y de recursos humanos y materiales, así como para el correcto acondicionamiento de los espacios y centros de trabajo.

Por último, Satse recalca que, durante muchos años, no se ha prestado atención ni se ha dado la debida importancia a este tipo de riesgos, a pesar de que la evidencia constata que constituyen un problema de primera magnitud para los profesionales sanitarios. Por ello, concluye, “se requiere una actuación prioritaria urgente por parte de las administraciones, teniendo en cuenta, además, que se logra un gran beneficio que supera con creces la inversión inicial que tenga que hacer la Dirección o Gerencia correspondiente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí