El Consejo de Ministros declara de 'emergencia' unas obras en la presa palentina de Requejada
Presa del embalse de Requejada, en Cervera de Pisuerga, durante un período de desagüe. / ICAL

Se han consignado más de 8 millones de euros para garantizar su seguridad

O. Herrero

Algo le pasa a la presa del pantano de La Requejada, en el municipio de Cervera de Pisuerga, para que el Consejo de Ministros haya declarado de emergencias unas obras que se deben ejecutar en esta infraestructura, que es capaz de salvaguardar hasta 65 hectómetros de agua del Pisuerga.

Sin embargo, en la referencia del Consejo de Ministros sólo se hace un lacónico anuncio: Acuerdo por el que se toma razón de la declaración de emergencia de las obras necesarias en la presa de Requejada (T.M. Cervera de Pisuerga, Palencia) para garantizar su operatividad y seguridad, por un importe máximo de 8.150.000 euros, sin detallar, de ninguna forma qué le ocurre a la casi centenaria presa.

Será ahora cuando se tengan que contratar las obras, por el procedimiento de urgencia para mantener la operatividad y la seguridad de la presa del segundo pantano más grande del Sistema Pisuerga, y el cuarto por capacidad de la provincia de Palencia, por detrás de los de Aguilar, Compuerto y Camporredondo.

La presa del embalse de La Requejada, a escasos kilómetros sobre la localidad de Arbejal, fue construido en el año 1940 por la empresa Fernández Llanera, siguiendo las directrices del proyecto redactado por el ingeniero Juan F. Moreno Augustín.

Su presa es del tipo de gravedad en planta curva, tiene una altura sobre cimientos cercana a los 60 metros y una longitud de 200 metros. La Requejada es el primer pantano del Sistema Pisuerga y anega 333 hectáreas a apenas 15 kilómetros del nacimiento del Pisuerga.

Obras en la carretera

Este embalse, que en la actualidad tiene poco más de cinco hectómetros, lo que significa que está prácticamente vacío. En todo caso, si fuera necesario para realizar las obras de emergencias es posible dejar salir todo ese agua hacia el embalse de Aguilar, que puede albergar aún más de 200 hectómetros, contar a día de hoy con solo 30 hectómetros tras su presa. En un pantano que puede contener hasta 247.

Este bajo nivel del pantano puede ser aprovechado, además de para ejecutar las obras de emergencia para facilitar los trabajos de renovación de la carretera CL-627 entre Cervera de Pisuerga y Piedrasluengas. Dichas obras contemplan la ejecución de un puente provisional junto a la localidad de Vañes, al lado del actual, para realizar las reparaciones necesarias en ese puente, que data también de la más reciente postguerra civil. Eso sí, dado que el puente provisional es de marcos de hormigón y que se ejecuta en la base del pantano, es necesario que haya un profundo estiaje o que permanezca vacío.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí