Familia eleva el 6% de media la cuantía de las prestaciones de dependencia que perciben 77.000 personas

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha publicado este lunes, 10 de enero, en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la Orden por la que hace efectiva una subida del 6 por ciento como promedio en las cuantías de las prestaciones económicas de Dependencia que tienen reconocidas unas 77.000 personas en la Comunidad.

En concreto y según consta en la Orden recogida por Europa Press, el incremento de estos importes es del 6,2 por ciento de media en la prestación vinculada al servicio y en la de asistencia personal y del 5,8 por ciento en la de cuidados en el entorno familiar.

Con la modificación de las fórmulas de cálculo los importes máximos para 2022 en lo relativo a ambas prestaciones -que son los de referencia para los usuarios que tienen una capacidad económica reducida-, se fijan en 965,34 euros para grandes dependientes (grado III); 788,32 euros para los de grado II, y 405 euros para los de grado I.

Según destacan desde la Consejería que dirige Isabel Blanco, se trata de unas cifras “sensiblemente superiores” a las establecidas en el marco estatal. En concreto, los dependientes de grado I y III a los que les corresponde la cuantía máxima de la prestación vinculada o de asistencia personal perciben en Castilla y León el 35 por ciento más de lo que establece el Gobierno de España que debería abonarse como mínimo (300 y 715,07 euros, respectivamente) mientras que las asignadas para el grado II son el 85 por ciento mayores que las estatales (426,12 euros).

En el caso de la prestación económica de cuidados en el entorno familiar tiene como finalidad contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la atención a personas con dependencia en su propio domicilio por un familiar o alguien de su entorno, que no estén vinculados a un servicio de atención profesionalizada, y siempre que se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda.

Su cuantía también depende de los importes máximos vigentes en cada momento, de la capacidad económica del interesado y de su grado de dependencia. De este modo, las personas dependientes a quienes correspondan las cuantías máximas para financiar este apoyo en la Comunidad en 2022 percibirán 430,28 euros si tienen reconocido el grado III; 298,36 euros para grado II y 169,83 euros para grado I. Estas magnitudes son también el 11 % más elevadas que las fijadas en el ámbito estatal, que ascienden a 387,64 euros, 268,79 euros y 153 euros para los grados III, II y I, respectivamente.

Con los últimos datos disponibles y según informan desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, en Castilla y León están reconocidas más de 77.000 prestaciones económicas de Dependencia.

Otra de las modificaciones establecidas en la orden reguladora publicada este lunes es la unificación del régimen de servicios públicos compatibles con la prestación económica de cuidados en el entorno familiar para personas mayores y menores de 18 años donde se elimina la limitación de ser mayor de esa edad para poder recibir un servicio de ayuda a domicilio o centro de día compatible con la prestación económica de cuidados en el entorno familiar.

Con esta medida, el departamento que dirige Isabel Blanco pretende aliviar el aumento generalizado del coste de productos y servicios y compensar a los colectivos más vulnerables que precisan apoyos para realizar actividades de la vida cotidiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí