La localidad palentina de Guardo acoge desde este viernes la ‘XI edición de la Feria de Turismo y Artesanía de Guardo, Camino Olvidado’, en la que participa la Junta, y que busca poner en valor la importancia de los Caminos a Santiago que discurren por la Comunidad, como recurso turístico a nivel nacional e internacional y como elemento de cohesión territorial y de dinamización.

El viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, ha asistido a la inauguración de esta feria ya que la Junta participa con un expositor propio donde ofrecerá información turística de toda la oferta de la Comunidad, con especial hincapié en los principales eventos culturales que están disponibles este verano: como la exposición LUX de Las Edades del Hombre o el programa de Apertura de Monumentos que permite visitar 410 monumentos de artístico religioso, a través de 18 programas.

 

 

Fernández Sobrino ha reconocido la «peculiaridad» de esta edición, ya que esta es la primera feria que se celebra cuando ya está reconocido el Camino Olvidado, «como uno de los quince caminos históricos que reconoce la Comisión de los Caminos».

Este reconocimiento se produjo en diciembre de 2020 y hasta entonces sólo se reconocían trece rutas por la Comunidad, pero dicho me se reconoció al Camino Olvidado y el Camino de Invierno, como ha explicado el viceconsejero, que ha agradecido el trabajo de ayuntamientos y asociaciones para lograr dicho reconocimiento.

Asimismo, Fernández Sobrino ha precisado que el Camino Olvidado «es significativo» porque durante los siglos XI y XII fue una de las principales rutas a Santiago, en el momento en el que la Reconquista estaba en su momento inicial, por lo que los peregrinos iban a la ciudad gallega o por el Camino del Norte, «lo que era dificultoso» o por el Camino Olvidado, que era más sencillo.

Desde el siglo XII, el Camino Francés fue el que tomó relevancia y provocó que este camino «se olvidase».

Castilla y León está atravesada por 15 Caminos a Santiago que vertebran el territorio y dinamizan la economía local, de manera que la ruta jacobea es un importante recurso turístico, patrimonial, histórico y económico para Castilla y León y especialmente para la provincia de Palencia por la que discurren el Camino Francés, el Camino del Besaya y el Camino Olvidado.

Los datos que arrojan los últimos boletines de coyuntura turística del primer semestre «son buenos», ha reconocido el viceconsejero de Cultura, quien ha calificado de «esperanzadores» los datos de la primera semana de agosto.

El verano está mostrando cifras que hacen pensar en una recuperación del turismo en la Comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí