La provincia de Palencia es una de las afectadas por los futuros proyectos para instalar macrogranjas, tal y como denuncian distintas plataformas, y por ello IU Palencia se posiciona a favor de las declaraciones del ministro de Consumo, que considera que han sido manipuladas

Izquierda Unida Palencia se ha pronunciado esta mañana en relación a la polémica suscitada en los últimos días en torno al ministro de consumo y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, tras una entrevista concedida al periódico The Guardian en la que mostraba su oposición a determinados modelos de ganadería industrial.

Según IU Palencia, Garzón “está siendo víctima de una injusta campaña de ataques en diversos medios de comunicación”. El partido recuerda que en la entrevista, el ministro “hacía referencia a las medidas que se están tomando desde su ministerio para limitar el elevado consumo de carne de la población española, que se ha disparado recientemente hasta muy por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), haciendo énfasis en el negativo impacto ambiental y social de las macrogranjas frente al carácter sostenible de la ganadería extensiva que se practica en Comunidades Autónomas como Castilla y León”.

“Aunque las críticas del ministro iban dirigidas contra las macrogranjas (que se mencionan, de hecho, en la propia entradilla de la entrevista), la mayoría de medios de comunicación ha tergiversado sus palabras, hablando de un “ataque” al sector ganadero en su conjunto, llegando a pedir desde diferentes sindicatos agrarios como ASAJA, COAG o UPA, la dimisión del ministro”, continúa el comunicado de IU Palencia, en el que afirman que “las supuestas críticas del ministro a la ganadería en su conjunto, que no están en la entrevista original, provienen de una noticia lanzada por la página web carnica.cdecomunicacion, vinculada al lobby de las macrogranjas, siete días después de la entrevista original”.

Además, consideran que “las declaraciones del ministro en la entrevista son impecables, están científicamente demostradas y gozan de un claro respaldo social”. Coinciden con Garzón al afirmar que “la ganadería extensiva genera arraigo al territorio y es sostenible desde el punto de vista ambiental, mientras que las macrogranjas destruyen más empleo del que generan, y contaminan el agua, el suelo y el aire. De hecho, la Comisión Europea tiene abierto un expediente a España por exceso de contaminación procedente de este tipo de instalaciones”.

Además, recuerdan que “las macrogranjas tienen una fuerte oposición en las comarcas de la España Vaciada en las que se han instalado o pretenden instalarse, como las de Boedo-Ojeda en nuestra provincia. Desde IU Palencia hemos trabajado durante los últimos años para respaldar las reivindicaciones de la población de dichas comarcas contra las macrogranjas en las instituciones, preguntando a Diputación, presentando alegaciones a la Junta de Castilla y León y llevando el tema al Parlamento Europeo, a través de la Eurodiputada Sira Rego. También trabajando junto con diferentes plataformas y colectivos como PISORACA”.

Las declaraciones de Alberto Garzón están “dentro de sus competencias como Ministro de Consumo”, subrayan, y agregan que “el hecho de que el ministro sea criticado por presidentes autonómicos que han aprobado moratorias contra las macrogranjas, o por los mismos partidos de la oposición que han votado en el Congreso contra la Ley de Cadena Alimentaria, que prohíbe que a los agricultores y ganaderos se les pague por debajo del precio de coste, demuestra que el revuelo mediático generado durante los últimos días responde a intereses que no tienen nada que ver con la defensa de la ganadería extensiva como medio de vida de los hombres y mujeres del campo”.

Por último, desde Izquierda Unida Palencia defienden que “el debate sobre el negativo impacto ambiental y social de las macrogranjas en comarcas que son consideradas como fuente de recursos y vertederos de residuos en los planes de quienes sólo miran por su cuenta de beneficios y no por el bien común, es necesario, y es de agradecer que el Ministro de Consumo lo plantee. Los políticos valientes y honestos son los que reconocen los problemas para luego resolverlos, no los que los obvian para no empañar ciertos intereses”, concluyen.

Foto: Imagen de archivo de una protesta contra las macrogranjas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí