-Publicidad-

La vida es una constante adaptación y el campo no lo es menos. Dado el malestar palpable del mundo agrario con las nuevas medidas y restricciones de la actual PAC, los entendidos de la materia ven para Castilla y León una salida en esta vertiente.

Es una manera de aprovechar terrenos que son muy buenos para los cultivos tradicionales, y que van acorde con las nuevas tendencias europeas, que fomentan la agricultura ecológica o verde y que es una manera de rentabilizar terrenos de secano no muy fructíferos.
La tendencia en el mercado mundial es demandar cantidades ingentes de avena forrajera y alfalfa, un cultivo en el que España es el mayor productor de Europa.
El mercado chino demandaba grandes cantidades que suministraba Australia. Pero tras los nuevos acontecimientos geopolíticos China está buscando otros proveedores. “Y es que además de la alfalfa, la avena forrajera puede tener un incremento de demanda en los mercados internacionales siendo un cultivo que se adapta muy bien en zonas y terrenos menos productivos”, explica José Luis Martín Carriedo, gerente de MESTA Green Leafs Spain.
Matiza que “la alfalfa es un cultivo que cumple con la agenda verde porque fija nitrógeno en el suelo y en Castilla se cultiva en secano, siendo una buena alternativa para la alternancia de cultivos”. Además, incide en que en ninguno de los dos casos “se demanda gran cantidad de insumos, es decir, poca carga de productos fitosanitarios, por lo que puede ser aplicable a la agricultura ecológica, algo muy potenciado por la PAC”.
En definitiva, estos productos deshidratados cumplen rigurosamente las normativas de exportación para países tan exigentes como pueden ser la mencionada China, así como Corea, Emiratos Árabes, etc. “España es deficitaria en todo todo tipo de productos, por culpa de que la PAC nos obliga a no cultivar todo el terreno porque hay que dejar un porcentaje de barbecho”.
Es por ello que ante estas nuevas restricciones este tipo de cultivos abren un nuevo nicho de mercado para el mundo agrario castellano y leonés.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí