Javier Cortes. Butaca del Cine
-Publicidad-

Javier Cáceres nos recomienda una variada lista de títulos de cine para disfrutar en el mes de julio

Jurassic World: Dominion (2022)

Sinopsis:

Los dinosaurios han llegado a todos los rincones del mundo y conviven con el ser humano con cierta normalidad. La amenaza para la humanidad sin embargo, no son solo los reptiles. Ellie Sattler (Laura Derm) empieza a sospechar que “Biosyn”, está detrás de una plaga de langostas que está arrasando cultivos muy concretos. Con la ayuda de Alan Grant (Sam Neill) e Ian Malcom (Jeff Goldbum) tratará de descubrir qué hay de verdad en sus sospechas.

Opinión:

Los cines se han vuelto a llenar de dinosaurios con la última entrega de la segunda trilogía que comenzó a principios de los 90. Entre la nostalgia y la acción se desarrolla la película, que si bien, es como sus anteriores episodios, muy entretenida, el mezclar el elenco del reparto original con el actual y mostrar nuevas especies de dinosaurios -entre ellas, el carnívoro más grande que jamás ha pisado la Tierra- ha sido un acierto que le da un atractivo más. Que “Jurassic World: Dominion” va a ser uno de los taquillazos del año, no se pone en duda. Pero al guión le falta “chicha” y le sobran minutos y una vez más, se ha tenido que recurrir a los primeros protagonistas -que se “comen” en pantalla a los nuevos- para poder hacer más creíble una historia un tanto ¿diferente? Parece que es el final de una saga, pero… ¿lo será?

Lo mejor:

En una película con tanta acción, la escena de Malta, es de lo más sobresaliente del film.

Lo peor:

El poder del dinero, está haciendo mucho daño a sagas míticas como estas. Guión francamente mejorable.

Puntuación: 6,5/10


Clown (2014)

Sinopsis:

Mientras Jack celebra su fiesta de cumpleaños, una llamada avisa que el payaso contratado no podrá asistir. Es el momento ideal para que Kent McCoy demuestre el amor por su hijo. La casualidad hace que encuentre en una casa, un disfraz de payaso con el que amenizará la fiesta del pequeño. Cuando todo ha terminado, el traje se resiste a despegarse del cuerpo de Kent. El problema crece cuando empieza a comportarse de manera agresiva.

Opinión:

Del director de la última trilogía de “Spiderman”, me traigo esta curiosa película, que discurre entre el humor, el suspense y el “terror”. Además, esta producida por Eli Roth -los más cinéfilos podéis imaginar que el humor… es bastante negro-. En fin, hay dos cosas que son capaces de dividir al mundo, la piña en las pizzas y los payasos. Y es uno de estos últimos precisamente, en torno a quien gira toda la trama. Llamativo guión, sin actuaciones destacadas, que aunque al principio le cuesta coger el ritmo, una vez te pones a seguirlo, tiene el atractivo de esas películas aparentemente simplonas, que avanzan con paso firme y que te hacen desear saber el desenlace. Quizás el estreno de “It” (2017), con Pennywise aterrorizando a medio mundo, ensombreció un poco este film, que en temática de payasos, tiene un toque desenfadado y está bien ejecutada.

Lo mejor:

Tiene una duración correcta para no hacerse pesada y te sorprende en algunos momentos.

Lo peor:

Se anuncia como película de terror pero carece de esa faceta.

Puntuación: 7/10


Elvis (2022)

Sinopsis:

Elvis Aaron Presley (Austin Batler) es un joven sureño que siempre ha soñado con triunfar en la música. Tomando lo mejor del country y del rhythm and blues, su voz empieza a sonar en las radios de Estados Unidos. El coronel Parker (Tom Hanks), un farsante curtido en el mundo de las ferias, ve la oportunidad de enriquecerse con él y tras hacerse su representante, comenzará a manejar a Elvis a su antojo.

Opinión:

Casi he tenido que frotarme los ojos, tras ver las apabullantes interpretaciones de Tom Hanks y sobre todo de Austin Batler, en este sobresaliente repaso a la vida y obra del rey del rock, para no creer que realmente estaba viendo a Elvis. Bien es cierto que más centrada en la turbia relación que tuvo con su desagradable representante -y contada además con la voz de este último- la historia es, de todas las películas biográficas que he visto en los últimos años, de largo, la mejor. Batler, un joven actor, no muy conocido hasta ahora, más allá de algunas apariciones en series juveniles, ha interpretado el que seguramente, sea el papel de su vida. No dudo que el Oscar del año que viene, ya tendrá grabado su nombre. Pero es que Hanks, irreconocible por su físico y por un papel que no nos tiene acostumbrados a ver, ha demostrado porque es uno de los mejores actores de la historia.

Queridos amigos y amigas, Baz Luhrmann -El Gran Gatsby (2013)- ha hecho otra obra maestra que os espera en los cines palentinos, para que disfrutéis de casi 3 horas de historia musical. ¡Ah!, un “spoiler”, no, no fue Forrest Gump quien enseñó a bailar al Rey de Rock.

Lo mejor:

Los números musicales y el vestuario. (Es obvio que la dupla Batler/Hanks rozan la excelencia).

Lo peor:

Pasar de puntillas por la caída a los infiernos del mito del rock y por su relación con Lisa Marie Presley, pilar fundamental de su vida.

Puntuación: 9/10


Titane (2021)

Sinopsis:

Siendo una niña, Alexia (Agathe Rouselle) sufre un accidente por el cual tendrán que implantar en su cabeza placas de titanio. Siendo adolescente, se ha convertido en una asesina en serie. Cuando descubre que está en busca y captura, se hará pasar por un chico desaparecido hace más de diez años.

Opinión:

Tal vez el inicio te haga pensar que es una película “rara” y no merece la pena verla.

Sin embargo, el giro de guión, la impecable actuación de Agathe Rouselle y el no menos desdeñable papel del gran Vincent Lindon te enganchan de forma sublime a este film, que todo hay que decirlo, tiene imágenes bastante susceptibles de herir sensibilidades y que rozan la censura. Hay que dejarlo claro antes de que te pongas frente a la pantalla.

Su directora, Julia Ducournau, se convirtió el año pasado en la primera mujer -en solitario- en conseguir la Palma de Oro en Cannes. Julia, que ya estuvo en boca de muchos por su película “Crudo” (2016), ha vuelto a dejar claro que su cine, guste o no guste, no pasa inadvertido.

Lo mejor:

Una película novedosa, diferente y arriesgada, lo cual en estos tiempos, es de agradecer.

Lo peor:

Hubiera estado bien una pincelada del pasado de los personajes principales para entender algunas cosas.

Puntuación: 7/10


El clásico entre los clásicos

Conan el bárbaro (1982)

Siempre lo digo, la década de los 80 fue la más prolífica en películas generacionales inolvidables. Si bien alguna, en su momento, no tuvo el éxito deseado, el tiempo, como casi todo en la vida, las ha ido poniendo en su sitio. Hoy en día cuesta imaginar largometrajes capaces de crear personajes en la gran pantalla como aquellos. “Conan el bárbaro” se convirtió en inmortal y le sirvió a Arnold Schwarzenegger para dar el paso definitivo al estrellato en el exigente mercado cinematográfico hollywoodiense. A continuación, desgrano los motivos.

Cuando era tan solo un niño, Conan ve cómo el ejército del malvado Thulsa Doom asesina sin piedad a sus padres y a todos los habitantes de su pueblo. Los niños como él, son vendidos como esclavos a mercaderes, que los utilizan para trabajos forzados. Una vez conseguida su libertad, siendo ya un hombre, Conan busca vengar a los suyos y para ello, se valdrá de su poderoso físico, su aprendizaje con la espada y unos compañeros de viaje capaces de dar su vida por él.

40 años se acaban de cumplir, desde que llegara “Conan el bárbaro” a las salas de cine americanas. Y aunque no es una adaptación fidedigna del personaje creado por Robert E. Howard, -lo cual generó bastante controversia entre los más puristas-, hoy en día, nadie puede disociar ese Conan de Arnold Schwarzenegger (por mucho que se empeñen en vendernos a Jason Momoa como el cimmerio). Y eso, teniendo en cuenta, que por aquel entonces, Arnie era ya una leyenda del culturismo, pero en el Séptimo Arte, solo había hecho películas de “medio pelo”.

Para quien no lo sepa, gran parte del film se rodó en Ávila, Segovia, Almería y en la Ciudad Encantada de Cuenca, lo cual hace de la fotografía un poderoso atractivo, uno más, para animarse a verla.

La película no destaca precisamente por sus diálogos. Uno de los handicaps con los que tuvo que lidiar el director, John Milius, además del portentoso físico del protagonista, era que “Gobernator” -nacido en Austria- tenía un acento europeo muy marcado, es por ello que habla muy poco. De hecho, su primera frase aparece a los 20 minutos de metraje, más o menos… ¡pero qué frase!

Una de las anécdotas más llamativas del film, seguramente sea que, en la escena en la que Schwarzenegger es crucificado en un “árbol de la muerte”, unos buitres ávidos de carne entran en escena. Conan tuvo que morder uno real, hecho con partes de buitres muertos y desinfectados con alcohol. Aunque, según sus propias palabras, olvidaron quitar los piojos.

Una película de esta envergadura necesitaba, cómo no, un villano a la altura. Ese fue James Earl Jones, que ya era archiconocido por dar voz a otro villano inolvidable del cine, Darth Vader.

La banda sonora, que corre a cargo del gran Basil Poledouris, no hace sino potenciar aún más los imponentes paisajes de los que presume el film. Para mí, una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine.

Por último, cómo no mencionar a nuestro Jorge Sanz, que dio vida al Conan niño y que para siempre permanecerá en el imaginario de los actores patrio.

Lo que iba a ser una trilogía, se quedó en dos películas -en el año 1984 se estrenó “Conan el destructor “, aunque no tuvo la acogida deseada-. Los fans, seguimos soñando con ver a Arnie empuñar la espada una vez más y no será porque no lo han propuesto veces -vuelven a sonar cantos de sirena de un posible regreso a sus 74 años-, pero esa es otra historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí